Argentina sin contagio de Wall St.: bonos caen 3,5%

Edición Impresa

Cuando hay derrumbes en los mercados del mundo, al instante repercuten en la Argentina, pero cuando hay euforia no llega el contagio.
Wall Street tuvo su quinta suba en seis ruedas. En ese lapso el Dow Jones avanzó más de un 17%, pero los bonos argentinos, en tanto, se derrumbaron casi un 10%.
Al mismo tiempo, la demanda de dólares del público siguió firme y ayer tomó más fuerza, aunque en las casas de cambio siguió a $ 3,66.
Caída de bonos con aumento de la demanda de dólares indican que no hay confianza de los inversores. El problema que tiene la Argentina es que acabaron con su mercado de capitales al estatizar los fondos de las AFJP. El declive había empezado con la adulteración de las cifras del INDEC que alejó a los inversores de los bonos en pesos. El anticipo de las elecciones desmejoró más el clima.
El gran afectado por estas circunstancias fue el Boden 2012 que perdió un 3,50%. Fue una caída sin atenuantes porque en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) negoció más de $ 115 millones.
Este bono perdió casi un 7% en tres días. Tiene un cupón de capital e intereses que vence en agosto. Adelantar las elecciones a junio afectó la credibilidad sobre el bono. Algunos piensan que después de las elecciones, si no le va bien al Gobierno puede haber un canje del título que ahora rinde un 50% en dólares, por lo bajo de su precio.
Los bonos del canje de la deuda también padecieron la debacle. El Discount en pesos perdió un 1,30% y cayó un 9% en una semana.
Entre los posdefault siguió la decadencia del Bogar que perdió un 1%. El resto retrocedió más de un 1%.
El dólar, en tanto, vivió dos situaciones distintas. En el Forex-MAE, el principal mercado mayorista, se negociaron apenas u$s 108 millones. Aquí hubo apatía en las operaciones, tanto que el Banco Central casi no intervino. La venta desmesurada de dólares a futuro que hizo el día anterior fue una señal clara de que no iba a permitir grandes subas de la divisa. El dólar en el Forex-MAE abrió y cerró a $ 3,6480.
En cambio, en el mercado minorista, donde el público no mira al dólar como negocios sino como refugio, la demanda fue muy alta. A la gente no le molesta que le dejen el dólar a $ 3,66 durante varios días, por el contrario, lo ven como una oportunidad de compra porque creen que en algún momento va a subir.
Por eso, en el mercado marginal pagaron hasta $ 3,75. En las casas de cambio, donde el dólar se vendió a $ 3,66, el límite de compra fue de u$s 500. En el mercado que manejan los «arbolitos», también llamado «blue», no hay cantidades máximas ni se piden documentos ni declaraciones juradas.

Dejá tu comentario