8 de octubre 2009 - 00:00

“Argentina tiene problemas, pero Brasil también los tiene”

Marcio Utsch, CEO de São Paulo Alpargatas.
Marcio Utsch, CEO de São Paulo Alpargatas.
«El mercado argentino tiene un gran potencial, será de los más desarrollados de América del Sur en los próximos años y queremos estar preparados para acompañar ese crecimiento». Con esta frase, Marcio Utsch, CEO de São Paulo Alpargatas (SPA) justificó la intención de su empresa de quedarse con el total de la textil argentina Alpargatas SAIC. Hasta el momento, la brasileña controla el 60% de las acciones de SAIC. Pero el martes lanzó una oferta pública voluntaria para quedarse con el 40% restante que cotiza en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, operación por la cual estaría dispuesta a desembolsar $ 95 millones ($ 3,40 por papel).

En diálogo con este diario, el CEO de SPA se mostró ajeno a las preocupaciones del empresariado local, que se queja de la inseguridad jurídica y de la inestabilidad de la economía argentina.

«Este país tiene problemas por solucionar, como también los tiene Brasil. No dejamos de estar atentos a lo que ocurre, pero vinimos para quedarnos y confiamos en que en el largo plazo todos esos temas serán solucionados», explicó el ejecutivo con el tono optimista que caracteriza a los paulistas.

En octubre de 2007, SPA -cuyo accionista mayoritario es el grupo brasileño Camargo Correa- adquirió la mayoría de SAIC tras pagar u$s 84 millones. Pero la brasileña tuvo que esperar hasta principios de este año para hacerse cargo de la operación, ya que la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia había puesto como condición para aprobar la venta que la textil argentina se desprenda de la marca de ropa de trabajo Pampero, algo que se concretaría en el corto plazo.

«En noviembre pasado, después de que la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia autorizó finalmente la entrada de nuestra compañía a Alpargatas Argentina, empezamos a tener una relación más íntima con esta empresa y a planificar proyectos en conjunto», dijo el empresario brasileño y agregó: «Era muy difícil llevar adelante esos planes si no teníamos el 100% accionario».

Dentro de los proyectos que la compañía espera llevar a cabo se encuentra el relanzamiento de la marca de calzado Topper, controlada por Alpargatas. La idea de la empresa paulista es reforzar la calidad e incrementar el volumen de la fabricación local para exportar las populares zapatillas, en principio, a toda América Latina (actualmente, exporta un millón y medio al año y sólo se consiguen en Brasil, Chile, Uruguay, Paraguay, Bolivia, Singapur y Japón) para después entrar en el mercado norteamericano y europeo, dominado por sus competidores Adidas y Nike.

Además, SPA tiene otro proyecto ambicioso: comenzar a fabricar en la Argentina la marca vedette de su cartera de productos, las ojotas Havaianas. La empresa brasileña exporta 30 millones de pares de las coloridas sandalias de playa a 69 países. Pero para poder concretar la producción local debe resolver una traba legal: la firma en la Argentina está registrada por un empresario que actúa como importador en el mercado local.

«Mientras no podamos quedarnos con los derechos de Havaianas en la Argentina, no podremos comenzar con la producción, pero confiamos en que pronto resolveremos este tema», dijo.

Pese a que el costo de la mano de obra en la Argentina es más caro que en Brasil, Utsch dijo que «hay productos cuya materia prima es más económica en este país y nos conviene fabricarlos aquí para ahorrarnos costos en logística».

Asimismo, se detuvo a analizar el impacto de la inflación en su negocio: «En Brasil vivimos a partir de 2004 un proceso inflacionario importante; por eso, nos acostumbramos a trabajar con este obstáculo. Pero el Gobierno argentino debería trabajar por terminar con el problema en su economía. Es un tema que seguimos de cerca, porque nos afecta y nos preocupa».

Como resultado de la fusión de ambas firmas, el empresario paulista dice que espera ahorrar costos e invertir en la remodelación de las fábricas locales, algo que viene anunciando desde que SPA entró en el paquete accionario de Alpargatas Argentina.

La brasileña es dueña también de las marcas Timberland, Mizuno (calzado de golf y para correr), Rahina (zapatillas deportivas), entre otras. Facturó en 2008 u$s 1.500 millones, de los cuales el 10% fue de ganancia. En cambio, en la Argentina, Alpargatas facturó el año pasado cerca de $ 600 millones, y su ganancia fue de $ 40 millones.

Dejá tu comentario