Arriazu: “La flotación no resuelve los problemas”

Edición Impresa

Ricardo Arriazu, economista muy solicitado para dar charlas en seminarios y congresos, aclara que el 99% de sus pares está en contra de lo que dice. Es una de las voces que se oponen a la flotación cambiaria y por lo tanto crítico de Federico Sturzenegger. "Es falso que la flotación resuelve los problemas", afirmó en un almuerzo organizado por el Rotary Club de la Ciudad de Buenos Aires. Su teoría es que en Argentina la unidad de valor no es el peso, sino el dólar, y que por lo tanto subir la tasa de interés al 40% "no sirve para contener la inflación, sino para atraer capitales especulativos". En ese contexto, afirmó que si la crisis cambiaria que soporta la Argentina "hubiera durando una semana más hubiéramos tenido un gran problema". "De milagro los argentinos no cambiaron su portfolio", agregó Arriazu. Al describir la fragilidad de la confianza de los inversores, el economista aseguró que "el mundo pasa fácilmente del amor al odio" a un país como Argentina, que tiene un déficit de cuenta corriente de 5 puntos del PBI "mas alto que en 1998".

Arriazu criticó el timing del Banco Central para poner en marcha el plan para frenar la escalada del dólar, al hacer una oferta 5.000 millones a $25. "Lo hicieron tarde", indicó aunque aseguró que la crisis "la pasamos".

También criticó la visión del Gobierno sobre la economía. "No es un problema de comunicación, es un problema de entender", consideró. No obstante, dejó una a favor del Gobierno: "Por suerte empezaron a bajar el déficit más fuerte. Este ministro (por Nicolás Dujovne) es más duro que el anterior (Alfonso Prat Gay)". Pero en momentos en que desde algunos sectores se pide un "superministro" de Economía, afirmó que "no se trata de cambiar de ministro, sino de cambiar, porque lo que importa es la visión". Arriazu aclaró que "en un país que piensa en dólares la política económica se tiene que pensar diferente".

"Para bajar el déficit fiscal hay que hacer todas esas cosas que son políticamente incorrectas, y este Gobierno tiene que hacer que sean políticamente correctas", señaló.

Dejá tu comentario