Audiencia pública por Farmacity el 29-A

Edición Impresa

Como adelantó Ámbito Financiero en su edición de ayer, la Corte Suprema de Justicia tenía entre manos una inminente resolución en el caso del cuestionado desembarco de la empresa Farmacity en territorio bonaerense. El movimiento que se plasmó en un llamado a audiencia pública para el 29 de agosto, previo a que el máximo Tribunal se expida sobre si convalida o no la posición de la empresa relacionada al vicejefe de Gabinete Mario Quintana había encendido alertas en un sector de la Casa Rosada. Esa fue la explicación que operadores de la Justicia trazaron con respecto a los rumores sobre un posible renunciamiento anticipado de Ricardo Lorenzetti a competir por un nuevo mandato al frente de la Corte. Los antecedentes en la aplicación de este procedimiento por parte del máximo Tribunal aspiran a despejar la posibilidad de un lobby de pasillo o de los denominados "alegatos de oreja". Todo el proceso es público, implica la exposición oral de las partes y también de los "amicus curiae", (amigos del tribunal) y es televisado en presencia de todos los jueces supremos. En este caso, se excusaron Horacio Rosatti y Calos Rosenkrantz, este último por haber sido abogado privado de la firma. Luego de la audiencia, sobrevendrá el fallo que es mirado desde el mundo empresarial, judicial y también político.

La Corte estableció un plazo de 30 días para la participación de esos Amigos del Tribunal a los fines de que efectúen presentaciones de carácter jurídico, técnico o científico relativas a la cuestión debatida. La demanda llega como una acción iniciada por Farmacity con el objeto de que se declare la inconstitucionalidad de los artículos 3° y 14 de la ley 10.606 de la provincia de Buenos Aires, que regula la propiedad de los establecimientos farmacéuticos y no incluye a las sociedades anónimas, como es el caso de esta empresa. La Suprema Corte bonaerense ya declaró constitucional el artículo 14 de la ley 10.606 e "inoficioso" pronunciarse acerca del artículo 3°, lo que motivó la apelación de Farmacity que escaló a la Corte. Solicitó que se reconozca su derecho a ser propietaria de farmacias, a que sean regularmente habilitadas y a explotarlas en el ámbito de esa provincia, dentro de cualquier ubicación autorizada por las normas de planeamiento urbano. El Procurador interino Eduardo Casal se pronunció a favor de la postura de Farmacity pero los jueces Lorenzetti, Juan Carlos Maqueda y Elena Highton dieron este giro y anunciaron la convocatoria antes de pronunciarse de manera definitiva.

Dejá tu comentario