Aumentan entre 26% y 68% las tarifas de AySA a partir de mayo

Edición Impresa

• SE REALIZÓ LA AUDIENCIA PÚBLICA POR LAS SUBAS PARA ESTE AÑO
Están involucradas 1,5 y 1,2 millones de hogares respectivamente. La empresa anunció también un plan de inversiones por u$s935 millones.

La tarifa media de AySA para un domicilio residencial por bimestre antes de impuestos pasará desde $562,5 en la actualidad a $708,75 el 1 de mayo, con un alza del 26%. En el caso de que a la vivienda por su ubicación le corresponda un coeficiente zonal alto, la factura media sin impuestos pasará de $894,1 a $1.126,6 y si el coeficiente zonal es medio irá desde $327 a $412.

Con un alza del 26% a partir de mayo se encontrarán 1.564.389 hogares en el área de concesión de AySA. En cambio, para 1.245.053 residenciales, la factura media por bimestre y sin impuestos pasará desde $325,96 ahora a $547,62 el 1 de enero, tras aumentos graduales por bimestre que acumularán en total un incremento del 68%.

Esto se debe a la suba del 26% más la eliminación de un descuento del 25% que se reducirá progresivamente a partir de julio para los barrios con coeficientes zonales más bajos (1,1; 1,30 y 1,45).

Así lo explicó el titular de la empresa, José Luis Inglese, en la audiencia pública que se realizó ayer. Según la propuesta, AySA cubrirá con ingresos provenientes de la facturación alrededor del 83% de los costos operativos, mientras que para las inversiones tomará deuda en el mercado a través de la emisión de obligaciones negociables y créditos de organismos internacionales.

Las tarifas de AySA ya se habrían incrementado un 216% en 2016 y un 23% en 2017, además de variaciones en los cargos fijos y variables, sobre todo en el caso de los usuarios con servicio medido.

De la presentación realizada en la audiencia surge que el costo de la tarifa social se elevará este año desde $292 millones en 2017 a $720 millones este año, aun cuando los beneficiarios también tendrán un aumento del 26% que llegará al 44% en los barrios donde se elimina el descuento zonal. AySa estima que de 270.000 beneficiarios en la actualidad se llegará a 375.000, debido a los casos que surjan por la eliminación del descuento zonal y en La Matanza donde las subas de los años anteriores no se aplicaron por una medida cautelar que finalmente fue denegada.

La empresa reconoció que los fondos para la tarifa social y para subsidiar transitoriamente a los domicilios de 8 partidos recién incorporados a la concesión (Moreno, Escobar, San Miguel, Malvinas Argentinas, José C. Paz, Pte. Perón, Merlo y Florencio Varela) provendrán de los recursos tarifarios, o sea que serán afrontados por el total de los usuarios.

En la presentación indica que la cobertura de los costos operativos se ubica en el 89% en el área anterior a la incorporación de los 8 municipios, mientras que en el área ampliada la cobertura es del 31,3%, "manifestándose de esta forma el esfuerzo que deben realizar los usuarios del área original para financiar la operación de las áreas incorporadas".

AySA atribuyó el aumento del 26% en un 15% a variación de precios según pautas macroeconómicas, en un 5% a recupero gradual de equilibrio económico, y en 6% a recupero no logrado durante 2017 por cuestiones ajenas a la empresa (se entiende que entre otras cosas se refiere a que el Estado nacional no aportó los recursos de la tarifa social en el año anterior).

Además, AySA anunció inversiones por u$s935 millones para 2018, para la realización de 320 obras que beneficiarán a casi 12 millones de habitantes. Los proyectos serán financiadas en un 50% por aportes del Gobierno nacional y créditos de organismos internacionales, mientras que el otro 50% se cubrirá mediante obligaciones negociables emitidas por la empresa. Las obras, algunas de ellas ya en ejecución, abarcan a los sistemas Riachuelo, Berazategui y Agua Sur y las plantas de tratamiento Lanús, Fiorito, Sudoeste y Hurlingham.

Dejá tu comentario