Bachelet anunció “la mayor reforma educativa en 50 años”

Edición Impresa

Santiago - La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, inició hoy la batalla política por la reforma educacional, uno de los pilares de su programa de Gobierno, con la que busca avanzar hacia una enseñanza gratuita, de calidad y sin fines de lucro.

"Estamos comenzando la reforma educacional más significativa de los últimos cincuenta años", subrayó la mandataria socialista, tras firmar el primer proyecto de ley de esa iniciativa, que elimina el lucro, la selección de alumnos por parte de los colegios y el copago en los establecimientos particulares subvencionados por el Estado (ver nota aparte).

La iniciativa, según el Gobierno, recoge las principales demandas de los estudiantes chilenos, movilizados desde 2011 en pos de un cambio profundo del modelo educativo, pero que por el momento permanecen escépticos.

Con el argumento de que sus demandas no fueron tomadas en cuenta, la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech), que agrupa a las federaciones universitarias, convocó a una marcha mañana en Valparaíso, a la que se unieron organizaciones de alumnos de secundaria.

Bachelet estará también en Valparaíso mañana para presentar ante el Congreso la primera rendición de cuentas de su segundo mandato, que empezó 11 de marzo.

"Varias medidas van en contra de las posiciones que ha levantado el movimiento estudiantil", afirmó Melissa Sepúlveda, presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECH), al anunciar la manifestación.

Mientras, el ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre, pidió "paciencia" y "confianza" .

Bachelet, junto con enfatizar la trascendencia de la reforma, aseguró que el proyecto firmado ayer "recoge las demandas que han sido planteadas en las calles" y se orienta a que Chile "tenga una educación de calidad, gratuita e integradora".

Manifestó que el lucro, el copago y la selección "afectan la calidad y fomentan la discriminación, la segregación y las inequidades. Debemos terminar con ellos", planteó.

Explicó que los colegios particulares subvencionados pasarán de forma gradual a ser gratuitos para los padres, porque el Estado se hará cargo de lo que pagan hasta hoy.

El Parlamento debate actualmente una reforma tributaria propuesta por el Gobierno con el objetivo de financiar los cambios en la educación, cuyo objetivo es un aumento de 8.200 millones de dólares en la recaudación impositiva, equivalente a tres puntos del PBI.

"Estamos instaurando garantías, estamos haciendo aquello que tanto repitieron nuestros estudiantes, la educación es un derecho y no un privilegio", remarcó Bachelet. La mandataria pidió un debate "con altura de miras".

El fin a la selección supone que los colegios ya no podrán aplicar mecanismos discriminatorios para aprobar el ingreso de un alumno, sino que se tomarán en cuenta factores como tener hermanos en el establecimiento, ser hijos de profesores del mismo o vivir en el barrio en que está la escuela.

Agencias EFE y AFP

Dejá tu comentario