Bachelet inauguró Conferencia de la FAO

Edición Impresa

Santiago de Chile - La presidenta Michelle Bachelet inauguró ayer la XXIII Conferencia Regional de la FAO a la que asisten delegaciones y ministros de Agricultura de 33 países que profundizarán su compromiso en la lucha contra el hambre, la malnutrición y la pobreza extrema.

La mandataria destacó que a un año de cumplirse el período fijado por los Objetivos de Desarrollo del Milenio (2000-2015), la meta de "reducir a la mitad el porcentaje de personas que padecen hambre" ha sido alcanzada por 16 de los 33 países de la región.

"Pero el hambre -dijo la mandataria ante las delegaciones extranjeras- es la expresión más brutal de la desigualdad y creemos, junto con la FAO y Naciones Unidas, que es posible reducirla y avanzar hacia su eliminación definitiva". Para ello, recalcó: "Necesitamos sociedades inclusivas e igualitarias", y abordó que junto con la subalimentación las comunidades se están enfrentando a la obesidad y al sobrepeso, por lo que exhortó a conseguir una alimentación integral. Bachelet enfatizó también la importancia de la agricultura familiar campesina y la necesidad de crear círculos virtuosos que permitan la sustentabilidad. Afirmó que este sector no sólo representa una fuerza productiva, sino también un modo de vida que mantiene el respeto a los saberes tradicionales.

El director de la FAO, el brasileño José Graziano Da Silva, distinguió a Bachelet por el logro alcanzado por Chile, al igual que la Argentina, Barbados, Cuba, República Dominicana y Venezuela, de cumplir con dos años de anticipación la meta del Milenio de reducir a más de la mitad la cantidad de subalimentados.

Planteó, además, una cuestión interesante: "¿Cómo afectará el cambio climático a nivel económico? Principalmente, reintroduciendo la incertidumbre", aseveró.

Graziano lo resumió así: "Se tenía la idea de que el mundo se había convertido en un gran supermercado, que uno podía comprar lo que quería cuando quería (...). Habíamos logrado una situación de pleno abastecimiento. Ahora el cambio climático reintroduce el tema de que no sabemos qué va a pasar".

Un informe previo de la oficina regional de la FAO destacó que América Latina y el Caribe han explicitado su compromiso político para la erradicación del hambre en distintas instancias regionales, como la Iniciativa América Latina y el Caribe sin Hambre, la II Cumbre de Jefes de Estado de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) o la Ley Marco de Derecho a la Alimentación, Seguridad Alimentaria y Soberanía Alimentaría del Parlamento Latinoamericano.

Agencia ANSA

Dejá tu comentario