Bancarios piden suba del 25% y un premio

Edición Impresa

La Bancaria lanzó ayer una campaña para que el gremio deje de ser mencionado, únicamente al menos, como sinónimo del escándalo por la mafia de los medicamentos: adelantará para mañana el pedido de aumento salarial para el próximo año, reclamando un incremento del 25% y el pago de un premio para diciembre.

Inaugura así las paritarias de 2010, con un pedido con contenido más político que realista. El gremio de Juan José Zanola, que hoy se encuentra con prisión preventiva e imputado, amenaza con sumarse a las columnas de piqueteros, estudiantes y militantes de izquierda que atormentan las calles porteñas en este fin de año; y promete comenzar una rueda de protestas y movilizaciones por el centro de la Ciudad, comenzando mañana, si los bancos no acceden al incremento salarial y al premio.

El reclamo del sindicato aparece, además, antes que desde Olivos con la CGT de Hugo Moyano, se negocie el clásico sobre el tope de incrementos salariales que deberán regir el próximo año. Esta gimnasia, que Néstor Kirchner y el camionero vienen ejercitando desde hace cinco años, dependerá de las reuniones que el ex presidente y Moyano mantengan en los primeros días de enero. Una vez terminadas las negociaciones, el titular de la CGT anuncia el acuerdo final y comienzan luego las rondas de paritarias, de las que los bancarios son los primeros en participar. De hecho, si bien el acuerdo vence el 31 de diciembre, desde hace varios años recién se cierra en marzo o abril con cláusulas de aumento retroactivo.

Este año, la estrategia de los seguidores de Zanola cambió, y el reclamo salarial de apertura de las paritarias se acelera al ritmo del mal momento del titular del gremio. Fuentes del sindicato prometen además que, mientras el titular de la bancaria esté con prisión preventiva, el pedido de aumento y la modalidad de la protesta serán rabiosos.

La justificación formal para pedir el aumento del 25% es que, para los datos del gremio, las entidades financieras privadas obtuvieron una rentabilidad más que importante durante 2009; superior a las esperadas y sobre las que se discutió el incremento de este año. Para Zanola, el dato avalaría el reclamo sindical, y obligaría a los bancos a abrir las negociaciones y a liquidar un pago extraordinario a los bancarios para fin de año.

Ayer Trabajo decidió postergar la apertura de las negociaciones hasta poder coordinar mejor entre las partes los encuentros. El gremio y las cámaras que agrupan a los bancos serán citados hoy para comenzar a conocer sus reclamos y ofertas. Ayer, en un comunicado, La Bancaria denunció una «connivencia» del Ministerio con la cámara Abappra, que reúne a las entidades oficiales y cooperativas (entre ellas, el Banco Nación, el Provincia, el Banco de Córdoba, el Ciudad y el Credicoop), y anunció una movilización de delegados de todo el país para mañana frente a la sede de la entidad.

Para el gremio, el Ministerio responde a «oscuros intereses patronales», en referencia a Abappra y las otras cámaras que deben discutir con Zanola y su sindicato: la Asociación de Bancos de la Argentina (ABA, bancos de capitales extranjeros), la Asociación de Bancos Privados de Capital Nacional (ADEBA) y la Asociación de Banca Especializada (ABE), además del Banco Central.

En este caso, en el Nación y en el Provincia, el gremio de Zanola teme, además, la aparición de comisiones internas de izquierda que le disputen internamente el liderazgo, aprovechando el mal momento legal que vive el titular del gremio
.

Dejá tu comentario