Bazar electoral

Edición Impresa

Casting Jugado a la presidencial, Florencio Randazzo puso en manos de su equipo de asesores hi tech el plan de armar una campaña no convencional: no sólo apostó a una presencia intensa en redes sociales, sino que fue más allá y lanzó la "Wiki de Randazzo", una plataforma que apuesta a ser la primera campaña colaborativa instrumentada en la política criolla, aunque el macrismo, vía Marcos Peña, se atribuye esa medalla por el sistema de "voluntarios" que participó en campañas de Mauricio Macri. "La Wiki de Randazzo" (http://lawikiderandazzo.com) propone una campaña abierta para que los que quieran puedan plantear ideas que, luego, casting mediante, podrán evolucionar como "proyectos" o como "recursos de campaña".

El juego de la silla La cumbre de gobiernos locales en Mar del Plata generó un silencioso conflicto entre ceremoniales, porque la orden de Casa Rosada fue que Mariano Recalde se siente con Daniel Scioli y Julio Pereyra, el armador de la juntada latinoamericana, lo que implicaba relegar a un costado a Gustavo Pulti, el alcalde local. La gente de Pulti pataleó, pero la indicación K fue irreversible y en la mesa principal posaron, juntos, Recalde, Scioli y Pereyra. El encuentro tuvo otro mensaje político: estuvieron Julián Domínguez, Diego Bossio, Juan José Mussi y Fernando Espinoza, cuatro de los candidatos a gobernadores que impulsa el PJ bonaerense, aunque sobre uno de ellos repiqueteó un rumor persistente de que, en mayo, se bajará de la aventura provincial para afincarse en su pago grande.

Canciller naranja Carlos Peralta, un protosciolista, que atendió "la oficina de vicepresidente" en Casa Rosada en tiempos de Néstor Kirchner y fue, además, secretario privado del gobernador-candidato, evolucionó a subsecretario de Relaciones Económicas Internacionales y a integrar las comitivas de los viajes de Scioli al exterior, como ocurrió en la cita con Lula da Silva a Brasil. El gobernador delega esas tareas en Rafael Follonier, un canciller con agenda propia, pero decidió darle vuelo a Peralta que, en paralelo, integra el staff de los sub-40 del sciolismo, donde circulan Juan Courel, Ignacio Crotto, la rabolinista Soledad Peralta, Francisco Cafiero y la ex "Leona" Jorgelina Bertoni.

Década "Rossista". Pasan los meses, y la teoría de que Olivos empezaría a bajar candidatos no se cumplió, salvo en que Cristina de Kirchner aceptó que Julián Domínguez entre en la competencia bonaerense. Los demás siguen en carrera, entre ellos, Agustín Rossi, que mañana presentará sus "Metas para ganar otra década", encuentro que será al mediodía en la sala Siranush y que luego se estirará en un almuerzo "privado" entre los que forman parte de la aventura de, sonoridad mediante, apostar a una década "rossista".

El otro cordobesismo. Té de por medio, viejos conocidos de los 70, Carlos Zannini y Juan Schiaretti, se citaron en el lobby de un hotel porteño, encuentro que no hizo más que potenciar las versiones de un acuerdo entre Olivos y el cordobesismo. "Somos amigos, no hay ningún pacto", bromearon, a dúo, cuando los sorprendió un curioso. Y parece que es así, porque José Manuel de la Sota, el candidato escritor, retomó su campaña presidencial con un tono ferozmente crítico de Cristina de Kirchner, y el kirchnerismo volvió a mirar a Córdoba como territorio hostil y agregó como escala obligada de candidatos y dirigentes una foto con Eduardo Accastello, oferta a la gobernación del FpV. Estuvieron Florencio Randazzo y Sergio Urribarri, y estará Daniel Scioli.

Dejá tu comentario