BCRA: todo listo para recibir otros u$s4.000 M chinos

Edición Impresa

La ampliación del swap de monedas permitirá a la autoridad monetaria aumentar el “colchón” de reservas en el proceso de sus intervenciones en el mercado cambiario. Se sumará a los nuevos desembolsos del FMI previstos para septiembre y diciembre.

El Banco Central ya tiene todo listo para firmar un acuerdo con su homólogo chino, una segunda etapa del swap de monedas, que ascendería a u$s4.000 millones y podría firmarse en las próximas horas. El organismo, que ahora dirige Luis Caputo, recibió esta negociación como herencia de la era Sturzenegger, que le permitirá realizar un intercambio de pesos por yuanes y generar un aumento automático en las arcas del organismo. Una vez concretado ayudaría a calmar ciertas dudas que surgieron en el último tiempo y demostrará que el BCRA tiene la capacidad de aumentar el "colchón" de reservas para tener mayor capacidad de intervención en el mercado cambiario. El acuerdo se da en un marco de mayor nerviosismo en la plaza, generado por la suba del riesgo-país de los últimos días, que lo llevó a anotar un máximo desde febrero de 2015 (748 puntos básicos) y a una nueva presión en el tipo de cambio, que desde el lunes supera los $30. Es más, el Banco Central se vio obligado el miércoles a desembolsar u$s781 millones para cubrir la demanda contener al tipo de cambio (ayer vendió apenas u$s55 millones). Ámbito Financiero ya había adelantado que se negociaba una ampliación de entre 30% y 50% por hasta u$s5.000 millones.

Vale recordar que el swap, acordado originalmente en 2014 durante la gestión de Cristina de Kirchner, fue renovado a mediados de 2017 por el mismo monto. Según el acuerdo, el BCRA tiene disponible una línea en yenes que incorpora a su stock de reservas internacionales y que no le implican ningún costo. En el caso de que active el swap, es decir, que quiera cambiar los yenes a dólares, en dicho caso comenzarán a correr los intereses.

En los últimos meses, las arcas del organismo se vieron fortalecidas por el acuerdo entre el Gobierno y el FMI, que le permitirá a la Argentina acceder a un crédito por hasta u$s50.000 millones, de los cuales ya se desembolsaron u$s15.000 millones. Pero desde entonces, el Gobierno ya perdió más de u$s8.500 millones debido a las subastas diarias a cuenta del Ministerio de Hacienda y a algunas intervenciones de la autoridad monetaria en el mercado cambiario. En septiembre, el organismo volvería a tener un respiro, cuando el FMI desembolse otros u$s3.000 millones, tras la misión del organismo internacional en Buenos Aires. Luego habría otro en diciembre, según anticipó el Gobierno.

No obstante, hay un factor que atentaría contra las reservas del organismo, que es la cancelación del stock de Lebac, actualmente en $649.703 millones, según el último dato disponible del BCRA. La entidad que lidera Luis Caputo ya anticipó que ofrecerá en el mercado los dólares que hagan falta para evitar una mayor presión cambiaria que se traslade a precios, luego de que la inflación alcanzara el 19,6% en los primeros siete meses del año, según el INDEC. Además, apostará a las diversas licitaciones del Ministerio de Hacienda, que ofrecerá Letes en pesos como alternativa a las Letra del Banco Central, que estarían eliminadas para diciembre, como fue acordado con el FMI.

Dejá tu comentario