Berni politizó retiro de gendarmes

Edición Impresa

   Santa Fe - Los cruces entre la provincia y el Gobierno central por la inseguridad retomaron ayer el centro de la escena: el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, acusó al exgobernador de Santa Fe y precandidato presidencial de FAUnen, Hermes Binner, de ser el responsable de consolidar la corrupción en la Policía local.

"Hoy -por ayer-, Binner está lanzando su campaña -presidencial- en Mar del Plata y nosotros estamos en Rosario trabajando. En su momento no quiso atender el problema, quiso seguir apostando a la autogestión de la Policía y esa política terminó en todo esto, que Santa Fe hoy tenga los índices delictivos más altos del país", disparó Berni, que participó del acto de operativo de retirada de Gendarmería, que llegó a esa ciudad en abril de 2014 para reforzar la lucha contra el narcotráfico. Según el funcionario nacional, el Gobierno nacional le advirtió en su momento a Binner -gobernador entre 2007 y 2011- sobre el serio problema que tenía de corrupción con la Policía y el narcotráfico, pero no quiso escucharnos, y prefirió seguir con la autogestión de la Policía porque era mucho más fácil que involucrase en el problema".

Berni diferenció a Binner del actual gobernador provincial, el también socialista Antonio Bonfatti, de quien dijo que "tomó conciencia del problema que tenía en la ciudad de Rosario, nos pidió el tiempo necesario para generar 2.000 policías, y trabajamos porque estamos convencidos de que la ciudadanía de Rosario lo necesita".

Desde la gestión socialista no tardaron en responder: el ministro de Gobierno, Rubén Galassi, manifestó que "hacer especulaciones políticas para marcar un camino u otro, lejos de ayudar a resolver el problema, hacen que los únicos que festejen con estas declaraciones sean los delincuentes".

La partida de gendarmes de Rosario -quedarán 600 uniformados allí, mientras que el resto será reemplazado por la Policía de Acción Táctica- no es la única que se dio en los últimos días: el operativo "antisaqueos" que organizó el Ministerio de Seguridad de la Nación para la ciudad de Bariloche finalizó la semana pasada con el retiro de los 300 efectivos que habían arribado en diciembre pasado junto con Berni.

Los efectivos que llegaron en diciembre pasado para reforzar la prevención en Bariloche se retiraron durante la mañana del viernes 2 de enero.

Dejá tu comentario