Boca se hunde cada vez más

Edición Impresa

TM Boca no levanta cabeza y cada vez se hunde más. Cuarta derrota consecutiva en La Bombonera, ante un rival

que sólo se defendió y aprovechó un corner para ganar el partido.

Boca perdió frente a Boca, más que frente a un Nacional que con un empate se hubiera ido muy contento, pero aprovechó la oferta de un equipo que no encuentra el rumbo y que anímicamente está tan mal que arranca los partidos perdiendo.

En un cotejo parejo, Nacional aprovechó un corner para ponerse en ventaja con un cabezazo de Andrés Scotti que anticipó a un estático "Chiqui" Pérez y después retrasó sus líneas para defenderse y aprovechar el contraataque.

Boca siguió siendo un equipo lento y previsible, muy dependiente de sus individualidades, con un Riquelme al que se le notan los ocho meses sin jugar y un Lucas Viatri que no participó del juego.

Nacional jugó con la desesperación de Boca desde el momento que consiguió el gol y aunque jugó al filo de la navaja en defensa, fue ayudado por la imprecisión de un equipo al que le pesa horrores jugar en su cancha.

Boca empezó casi con una línea de cinco, porque Ribair Rodríguez jugó apenas delante de los defensores y nunca pasó al ataque y terminó con dos defensores, pero nunca tuvo seguridad defensiva.

El que se convirtió en eje del equipo fue Cristian Erbes, quien con su personalidad fue el que más intentó, pero el imán de tenerlo a Riquelme en cancha hizo que la mayoría de las pelotas pasaran por él.

Así, Nacional se defendió con uñas y dientes y Boca se repitió en centros improductivos que favorecieron a una defensa alta y a un Bava seguro.

Boca ni siquiera aprovechó tener un hombre de más y terminó volviendo a perder, por lo que la crisis en la que transita cada vez se torna más profunda.

Dejá tu comentario