21 de enero 2011 - 00:00

Bonadeo: tecnología y sensibilidad

«Alba Mágica MMX» es un bello libro que introduce a la obra y el pensamiento de Martín Bonadeo, un artista que aborda la tecnología con sutileza y sensibilidad.
«Alba Mágica MMX» es un bello libro que introduce a la obra y el pensamiento de Martín Bonadeo, un artista que aborda la tecnología con sutileza y sensibilidad.
Martín Bonadeo (Buenos Aires, 1975) es conocido por sus intervenciones específicas, interactivas, urbanas. En 2003 le fue otorgada una Beca Antorchas para estudiar en Hypermedia Studio, UCLA, Los Angeles, y en 2005 recibió el Gran Premio al Arte y Nuevas Tecnologías de la Fundación Telefónica por «Moebius Display», escultura lumínica dinámica; pantalla experimental de LED monocromáticos

Entre las instalaciones realizadas en 2007 hizo una de carácter fotográfico para «Pampa, Ciudad y Suburbio» en la Fundación Osde y en 2008 participó en la Galería Objeto a en «Estados del Agua», bajo la curaduría de Graciela Taquini. También participó en «Extranjerías» (Fundación Telefónica) y en «Tecnología, Naturaleza y Subjetividad» (Galería ArteXArte). Recientemente participó con su obra «Hope», intervención específica para Fase 2 en el Centro Cultural Recoleta.

Este es el abreviado currículum, que va desde los inicios en 1994 hasta 2010, de un artista que reconoce en la fotografía, la puerta de entrada de su producción artística, disciplina con la que convivió desde su infancia ya que su padre fue un gran aficionado.

Una constante en su obra es el interés por la luz; ha realizado investigaciones en torno a ella y al calor, que fueron a su vez, el germen de su interés por la tecnología. La mayoría de sus proyectos tienen que ver con el funcionamiento de las cosas: «reconstruir un aparato para subvertir su orden y volver a construirlo es la operación más común que hago».

Martín Bonadeo confiesa que no es pintor, ni dibujante, ni escultor ni fotógrafo. Pertenece al grupo de artistas de hoy con un pensamiento ecléctico que puede experimentar múltiples formas expresivas. Una muestra de Nam June Paik en Nueva York en 2000 fue disparadora de su intención de hacer arte. La fotografía le era insuficiente, no era cuestión de colgarlas solamente, buscó proyectarlas en el espacio, generar un ambiente, que la gente entrara en su obra y la vea desde adentro. Así sucede, por ejemplo, en «Vanitas en tiempo real» (2002) que incluye el cuerpo del espectador quien debe pensar sobre su duración en este mundo frente a un reloj de arena que corre.

En 2004/05 hizo una intervención urbana en San Francisco (EE.UU.): proyectó una vela de 20 metros que se iba consumiendo con el correr de los días, su intención era quebrar la rutina de la gente que pasaba todos los días por el mismo lugar, idea que está en la base de su creencia en el poder transformador del arte.

Estos conceptos provienen de una entrevista que le hiciera María Yovino, capítulo importante del libro bilingüe castellano-inglés, «Alba Mágica MMX». recientemente editado por el artista. El título viene del poético texto introductorio, «Magia negra y Magia blanca» del filósofo y astrólogo Jorge Bosia que juega literariamente con los efectos de la luz, de los colores, de su magia.

Gustavo Buntinx en su texto «Contra el Sistema Binario», con el lenguaje crítico que lo caracteriza, hace un erudito recorrido por las obras del artista y se interna por los meandros tecnológicos, filosóficos, políticos y hasta religiosos de su obra.

Hay una muy cuidada descripción de sus intervenciones específicas a cargo de diferentes autores y las correspondientes imágenes han sido tomadas por destacados fotógrafos de nuestro medio.

Un bello libro que nos introduce en la obra y el pensamiento de un artista que aborda la tecnología con sutileza y sensibilidad: «Yo pienso parte de mis obras como altarcitos contemporáneos de adoración».

Dejá tu comentario