Bonistas proponen sacrificar la RUFO (Gobierno debe acelerar)

Edición Impresa

• SON LOS TENEDORES DE CASI EL 30% DE LOS PAPELES EN EUROS.
• LOS AFECTADOS (Y LOS BENEFICIADOS) POR DEFAULT.

Un grupo de tenedores del bonos de los canjes inició una cruzada para destrabar las negociaciones entre la Argentina y los fondos buitre: enviaron una carta a los representantes legales del país y a Daniel Pollack, el intermediario designado por Thomas Griesa, señalando que estaban dispuestos a eliminar la cláusula RUFO de los papeles que están en su poder. La misma, fue señalada por la Argentina tanto por Axel Kicillof como por Cristina de Kirchner, como la principal traba a la hora de lograr un acuerdo con los fondos buitre y así evitar mañana entrar en default. Ayer a primera hora la noticia surgió de la agencia Bloomberg en un artículo de Katia Porzecanski, la que fue confirmada a este diario por ejecutivos participantes de la transacción. La tenencia de este grupo es de bonos por 5.100 millones de euros, cerca del 30% del total de esa emisión. Obviamente la parte más significativa es la que está en dólares, de la cual no hay montos estimados de lo que actualmente este grupo de bonistas posee o que pueda llegar a sumar a la campaña.

Lamentablemente el tiempo no juega a favor de esta iniciativa. La realidad es que debería haberla lanzado el propio Gobierno tras el rechazo de la Corte Suprema de los EE.UU. a tratar su apelación del "pari passu", el juicio madre de todos los problemas de hoy. Bancos le propusieron realizar esa presentación y fue rechazada por el Gobierno. Con ese lanzamiento y presentación a la SEC (siglas de la Comisión de Valores de EE.UU.), hubiera sido más creíble la postura argentina de querer hallarle una solución o salida transitoria al default que podría ocurrir mañana. Es más, la no presentación de este pedido de eliminación de la RUFO fue la que alimentó las especulaciones en el mercado de que la Argentina en realidad utiliza esa cláusula como una excusa para no pagar a los fondos buitre. Y que en realidad no les pagará jamás. Los fondos buitre han captado esta declaración sin hablar, el no accionar el pedido para eliminar la RUFO, para mostrarle al juez Griesa a través de Pollack que los funcionarios argentinos no tienen vocación de arreglo.

En caso de que en la reunión de hoy con Pollack no produzca resultados saludables, comenzarán a regir los plazos para la aceleración de los pagos. Bancos de Wall Street aseguraron a este diario que lo más probable es que los tenedores de Par (los de mayor valor residual) aceleren el pago: esto significa que estén en condiciones de cobrar el 100% de lo que les resta recibir de la Argentina por vencimientos futuros. El cuadro (ver arriba) refleja las series que están en condiciones de ver acelerados sus pagos en el caso de que se logren presentaciones por un 25% del total de la serie en cuestión. La Argentina, luego, tiene que lograr el 50% para frenar esa aceleración, para lo cual tiene dos meses de plazo. Hay quienes en la plaza financiera sostienen que Elliott también habría comprado bonos Par en el mercado en los últimos 30 días para presentarse también en este capítulo que se abre y exigir la aceleración de los mismos. Banqueros de Wall Street al tanto de la compra de CDS (seguros contra default de la Argentina) por parte de Elliott, desmintieron que también haya incorporado el Par. "Ya tendrían demasiada tenencia de la Argentina", confesaron.

Esta campaña por conseguir votos por parte de la Argentina que se abre ante un eventual default mañana, sería más simple en el caso de buscar eliminar la cláusula RUFO. En teoría debe lograr el 85% de los papeles en cuestión como mínimo, con un piso de 66% para cada serie individual. En teoría, a pesar de ser elevados porcentajes, la eliminación de la RUFO gatillaría subas del 20% en el acto de las cotizaciones de esos títulos. Mejor incentivo que ése, difícil. Además aseguraría el pago de esos papeles dado que implícitamente traería aparejada el acuerdo posterior con los holdouts.

Lo que quedó claro ayer del lenguaje utilizado por Thomas Griesa en su postura sobre Discount que el Citibank debía pagar, es que no habrá un "stay" gratuito en las próximas horas. Esa reposición de la medida cautelar que permita el pago mañana de los Discount no está en juego salvo que hoy ante Pollack, la misión argentina presente fehacientemente un plan concreto para eliminar la cláusula RUFO en las próximas semanas de los bonos, de la mano de los avances ya realizados en las últimas horas por los tenedores de papeles en euros.

Dejá tu comentario