Buenos Aires prohíbe amarre de buques con bandera inglesa

Edición Impresa

Son ya cinco las provincias que bloquean acceso a puertos locales

Buenos Aires - El Senado de la provincia convirtió ayer en ley un proyecto que prohíbe el amarre en puertos de este distrito de buques de bandera británica con operaciones petroleras en las islas Malvinas. De esta manera, Buenos Aires se suma al lote de distritos integrado por Santa Cruz, Tierra del Fuego, Chubut y Río Negro, que aprobaron restricciones similares.

La ley, que ya tenía media sanción de Diputados, se aplicará a aquellos buques que realicen tareas de exploración, perforación y explotación de recursos naturales en las Malvinas, en medio del reclamo de soberanía Argentina.

Alcances

La nueva norma impedirá a esos barcos amarrar, permanecer, abastecerse o realizar cualquier operación de logística en los puertos de la provincia de Buenos Aires. A su vez, la ley estipula que no sólo la medida afectará a barcos con banderas inglesas sino también para las naves que amarren y hagan actividad de logística o de índole militar con barcos británicos.

La promotora de esta iniciativa, la diputada bonaerense Patricia Cubría, del gobernante Frente Para la Victoria, destacó que «esta ley es una herramienta para seguir avanzando paso a paso en la pelea por la soberanía y los recursos naturales en las islas Malvinas».

El primer paso hacia la aprobación de esta ley se dio el 14 de junio pasado, casi al mismo tiempo que Cristina de Kirchner renovaba en Nueva York, ante el Comité de Descolonización de las Naciones Unidas, el reclamo a Gran Bretaña por la soberanía argentina sobre las islas.

Según Cubría, el proyecto fue denominado Gaucho Rivero «no sólo porque peleó por nuestra soberanía y porque nuestra bandera flamee en las islas Malvinas, sino que también dio la pelea por la explotación que sufrían los gauchos en las islas».

Rivero fue un peón de campo que en 1833 izó la bandera argentina por sobre la británica, tras la usurpación de enero de aquel año.

La primera provincia en restringir el amarre de buques con bandera británica fue Tierra del Fuego, en agosto de 2011. La decisión del Gobierno de la exarista Fabiana Ríos generó una fuerte polémica en febrero pasado, cuando al amparo de la ley impidió que amarren dos cruceros turísticos ingleses, propiedad de la empresa Carnival Corporation, con capacidad para cerca de 5.000 pasajeros.

Aquella restricción desató el malestar de la Cámara de Turismo local, que consideró que este tipo de embarcaciones no deben verse afectadas por el tema de las islas.

Quejas

En ese contexto, el ministerio británico de Relaciones Exteriores se mostró «muy preocupado» por ese rechazo argentino. «No puede haber ninguna justificación para interferir en un comercio libre y legítimo», declaró un portavoz.

La aplicación de la también denominada ley «Gaucho Rivero» desató cuestionamiento, porque estaba pensada para barcos que realicen «tareas relacionadas con la exploración y explotación de recursos naturales, o a buques militares, dentro del ámbito de la cuenca de las islas Malvinas sobre la plataforma continental argentina». Sin embargo, en esa oportunidad los funcionarios interpretaron que se debe incluir a la actividad turística.

Dejá tu comentario