Buitres: apoyo de BRICS y la Unasur

Edición Impresa

La presidente Cristina de Kirchner apuntó ayer en la cumbre de los BRICS y la Unasur contra el "pillaje" financiero internacional, en una nueva crítica a los fondos buitre, al tiempo que descartó la posibilidad de ir al default y aseguró que recibió el apoyo de los cinco países que integran el principal bloque de países emergentes.

Al exponer en la primera cumbre de ambos bloques, en la ciudad de Brasilia, la Presidente subrayó que su Gobierno "no va a defaultear", sino que "frente a las amenazas y ante lo que se considera como un chantaje, la Argentina ha pagado su deuda y va a seguir pagando", ya que "es un país solvente y está convencido de honrar sus deudas".

También celebró la creación del banco del BRICS, una entidad similar al Banco Mundial (BM) pero con el control político de los cinco países miembro del bloque (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), al asegurar que "viene a poner orden a este momento de finanzas internacionales desquiciadas".

Tras participar del plenario, la mandataria destacó ante la prensa que "la Argentina se vio gratificada con un amplio apoyo de los países del BRICS respecto de la situación de los fondos buitre y su intento de tirar abajo la reestructuración de la deuda que trabajosamente hizo la Argentina de 2005 a 2010". Y comentó que la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, realizó al final del plenario "una propuesta que llevará al próximo G-20 en Australia sobre la reestructuración de la deuda soberana, porque -sostuvo- no es un tema de la Argentina, sino que puede afectar a todos los países". Al mismo tiempo, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, salió del plenario y ante los periodistas dijo que el conflicto de la Argentina con los fondos buitre "es irracional e insólito" y sostuvo que "todos los países manifestaron su apoyo" al país y la necesidad de "una solución práctica".

"La Argentina no va a defaultear su deuda. El default es dejar de pagar y sólo lo puede declarar el país que no paga. Pero la Argentina va a seguir cumpliendo con sus obligaciones porque es un país solvente y está convencido de honrar sus deudas", sostuvo luego la jefa de Estado en el momento de tomar la palabra en el plenario frente a sus colegas de ambos bloques.

No obstante, aclaró que sólo va a "negociar dentro de la ley", por lo que invitó a los denominados fondos buitre a "entrar al canje para pagarles en condiciones justas", al tiempo que marcó como "imprescindible" un "nuevo ordenamiento financiero global". "¿Realmente estamos ante un caso jurídico, judicial, o estamos ante un ataque especulativo y una maniobra, de modo tal que la Argentina vuelva a lo que fue, el sobreendeudamiento permanente? Esto ya lo vivimos", advirtió.

Y reiteró que "es imposible cumplir lo que pretenden, porque en los títulos de deuda se incluye la denominada cláusula RUFO, que dice que no se les puede pagar a los que no entraron al canje de 2005 y 2010 más de lo que se les pagó a los que entraron". También criticó a los que sugieren que "si les pagamos a los fondos buitre, la lluvia de dólares va a caer en la Argentina" y añadió: "Esa historia la escuché cuando era diputada en 2001, con el FMI y el blindaje y el megacanje, y la sufrieron millones de argentinos".

"Es necesaria la imprescindible reforma de los organismos de crédito, pero estos reclamos no han sido escuchados. Es un signo positivo la creación del banco del BRICS, un signo de construcción frente a la falta de respuestas que deberíamos haber tenido los ciudadanos del mundo", planteó. Lo dijo tras criticar al BM y al Banco Interamericano de Desarrollo (BID), al considerar que ambos organismos "deberían ser bancos de fomento pero no lo son" y "se rigen por calificadoras de riesgo como si se tratara de bancos privados o de inversiones".

Dejá tu comentario