24 de marzo 2017 - 23:57

Busca Vidal destrabar el martes puja docente

La gobernadora bonaerense convocó ayer a los gremios, ya sin conciliación de por medio, tras la escalada de 10 días de paro. El socialista Lifschitz buscar cerrar con los maestros el lunes.

Busca Vidal destrabar el martes puja docente
Tras una escalada de 10 días de paro y en línea con la reanudación el pasado lunes del diálogo, el Gobierno de María Eugenia Vidal convocó para el próximo martes a las 10 a los gremios docentes bonaerenses a una mesa técnica salarial.

La expectativa es alta: en medio de conversaciones extraoficiales en pos de un acercamiento, allí la gestión de Cambiemos ofrecería una nueva oferta salarial, en un ámbito paritario y ya fuera de la conciliación, que expira el lunes.

En el encuentro del pasado lunes, los funcionarios aceptaron evaluar una propuesta que incluya una recomposición del poder adquisitivo perdido en 2016. Hasta el momento los dirigentes de SUTEBA, FEB, UDA, SADOP, AMET y UDOCBA rechazaron una suba de 19% en tres tramos ajustables por inflación, más una suma fija.

El test bonaerense es clave a nivel país, ante la ausencia de una paritaria nacional por decisión de Mauricio Macri, lo que abrió un duro conflicto con los sindicatos de maestros a nivel país.

Ayer Macri volvió a respaldar a Vidal en un acto en La Plata, bajo la premisa de que si se resuelve la encrucijada bonaerense, buena parte del conflicto nacional perderá sustento. El ministro de Educación nacional, Esteban Bullrich, abonó ayer esa mirada. " La semana que viene debería concluir", dijo ante medios extranjeros.

Pero los dichos no apuntaron tanto a una resolución a partir de una acción concreta de la Casa Rosada -que insiste en que no reabrirá la paritaria federal, como exigen CTERA, UDA, SADOP, AMET y CEA- sino a esperar que arriben a un acuerdo dos distritos clave, como las provincias de Buenos Aires y Santa Fe.

En el segundo caso, ayer el socialista Miguel Lifschitz logró el aval de los estatales a una oferta del 25% en tres tramos, con cláusula gatillo, que replicaría el lunes en el round con los maestros, donde juegan de local dos dirigentes nacionales: los santafesinos Sonia Alesso (Ctera) y Sergio Romero (UDA).

Un entendimiento en Buenos Aires y Santa Fe abonará la estrategia de Macri de insistir en que Nación no debe intervenir en negociaciones de los maestros con sus empleadores naturales, los gobernadores.

Pero además limará los argumentos de los sindicatos nacionales, que exigen sentarse a negociar con Nación la suba del piso salarial de los maestros a nivel país.

Por eso será clave el comportamiento que asumirán las terminales provinciales de los sindicatos nacionales en las negociaciones bonaerense y santafesina. Un potencial aval a acuerdos con gobernadores, sin haber cosechado una convocatoria salarial de Balcarce 50, podría derivar en una ruptura de los gremios en el plano federal.

Dejá tu comentario