Cae Wall St. sin freno: está en el menor valor en 12 años

Edición Impresa

Los mercados del mundo tuvieron ayer un verdadero lunes negro y un olvidable arranque de marzo. La Bolsa neoyorquina tocó niveles mínimos en 12 años, tras la caída del 4,2% del índice Dow Jones, que finalizó en 6.763,29 puntos. Desde 1997 que no caía por debajo de los 7.000 puntos. Aún más acentuada fue la disminución del índice S&P 500 (más abarcativo que el anterior), con una merma del 4,7%.
La baja del Dow llegó a casi 300 puntos, en medio de una agresiva corriente de ventas y temor entre los inversores alrededor del mundo. Ningún mercado se salvó, con pérdidas de hasta el 5% en Europa y de una magnitud similar en mercados emergentes, incluyendo tanto Asia como América Latina. La Bolsa porteña resultó todavía más afectada por el derrumbe del petróleo, al caer más del 7%.
Nuevamente fueron los bonos del Tesoro norteamericano el activo más buscado, generando una nueva baja de la tasa a 10 años a sólo el 2,92% anual. Ni siquiera el oro fue esta vez refugio como en otras oportunidades. Como consecuencia, el dólar volvió a apreciarse contra las principales monedas, tocando los valores más altos desde abril de 2006. Resulta paradójico, pero la moneda del país que generó la crisis financiera mundial (Estados Unidos) se sigue apreciando contra el resto (ver pág. 4).
La pérdida récord de la aseguradora AIG, que motivó un nuevo salvataje del Tesoro norteamericano, fue una de las noticias que impactó desde el arranque en Wall Street (ver aparte). Pero no pasaron inadvertidas las palabras de Warren Buffett, un inversor emblemático de los Estados Unidos, quien indicó que la economía norteamericana es «un desquicio» y que la recuperación probablemente no llegará hasta el año próximo.
Un dato que evidenció el nerviosismo de los inversores es que el volumen de operaciones llegó a 12,9 billones de acciones, un 33% más que el promedio de los últimos tres meses.
El sector más afectado volvió a ser el financiero. Las acciones del Citigroup, que tuvo su tercer rescate en meses por u$s 45.000 millones el viernes último, perdieron otro 20% hasta u$s 1,20. El HSBC perdió nada menos que el 19%, luego de haber anunciado que planeaba buscar en el mercado u$s 17.700 millones en emisión de nuevas acciones. Esto generó temores a que los bancos alrededor del mundo precisen más capital.
El índice de acciones financieras dentro del MSCI World Index volvió a desplomarse el 6,9%, liderando las pérdidas entre los distintos sectores que lo conforman.
«Al arrancar el año, esperábamos una recuperación en la segunda parte del año, pero todas las noticias que vamos conociendo corrieron el horizonte más allá de este plazo», explicó Kevin Shacknofsky, de Alpine Mutual Funds.
La caída de la demanda global impactó fuerte en el precio del petróleo, que tras una merma del 10% volvió a los u$s 40 el barril. Un informe de Raymond James bajó un 28% el pronóstico para fin de año, al situarlo en u$s 43, ante el derrumbe del consumo.
Todos los indicadores de actividad en los Estados Unidos se encuentran en su peor momento. El viernes se había revisado el PBI del cuarto trimestre de 2008, que arrojó una caída del 6,2% respecto del mismo período de 2008.

Dejá tu comentario