Caló se endurece con el acuerdo de precios

Edición Impresa

La CGT oficialista endureció su discurso. El jefe de la central, Antonio Caló, aseguró que los acuerdos de precios «no sirven», rechazó la posibilidad de topes para los aumentos salariales y convocó a un plenario de secretarios generales para el mes que viene, como señal de advertencia hacia el Gobierno. Lo hizo en una reunión de la denominada «mesa chica» de esa organización.

La central que preside el metalúrgico Caló juzgó insuficiente el congelamiento de precios acordado por el secretario de Comercio Interior y planteó la necesidad de un plan más amplio para contener la inflación. Mañana se reunirá el Consejo Directivo del sector en la sede de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) para definir el temario del plenario de marzo. Aunque los dirigentes no prevén anunciar medidas de fuerza, esperan que la convocatoria llame la atención del Ejecutivo.

«La experiencia que tenemos muestra que los acuerdos de precios no sirven. Yo soy padre de familia, voy al supermercado y veo que la canasta básica aumenta todos los días», dijo Caló antes de entrar en el sindicato de Luz y Fuerza, en San Telmo. Y agregó: «Yo represento a los gremios y tengo que reconocer la inflación».

Durante el encuentro se unificó el discurso en cuanto a la imposibilidad de aceptar aumentos salariales por debajo del 20%, en particular luego de que el Gobierno anunciara para este año un ajuste en ese mismo porcentaje del mínimo no imponible de Ganancias. «No fue ni bueno ni malo, fue insuficiente», dijo, por su parte, Héctor Daer, secretario de Prensa de la CGT y dirigente de Sanidad.

También participaron el dueño de casa, Oscar Lescano, Omar Viviani (taxistas), José Luis Lingeri (Obras Sanitarias), Carlos West Ocampo (Sanidad), Horacio Ghilini (docentes privados) y Jorge Lobais (textiles), entre otros sindicalistas.

Lingeri le comentó a este diario que también se debatió sobre el corte desde el Gobierno a la distribución de fondos a las obras sociales. «No se cumplió con las modificaciones prometidas para los reintegros -por prestaciones médicas- pendientes de 2011 y 2012. Tenemos que volver a la resolución que regía antes y agilizar, en particular, los expedientes por discapacidad», comentó el jefe de Obras Sanitarias y directivo de AySA.

Los presentes en la reunión minimizaron la posibilidad de una reunificación inminente con la CGT de Hugo Moyano. La única alusión al respecto la hizo por la mañana Viviani, en radio, cuando advirtió que el jefe de los camioneros «está cerca de los 70 años» y «ya no está para ser presidente», en alusión al lanzamiento del partido político que prevé para las próximas semanas el líder de la CGT opositora.

Dejá tu comentario