31 de julio 2013 - 00:00

Cámara deja a Macri ligado a polémica causa

Mauricio Macri quedó ayer de nuevo ligado a una denuncia por presunto abuso de autoridad de sus funcionarios cuando la Cámara de Casación Penal rechazó un pedido para revisar la decisión de la Cámara del Crimen de volver a imputarlo en la causa por el accionar de la ex Unidad de Control de Espacio Público (UCEP). Continúa así el periplo judicial del jefe de Gobierno en un expediente que lo encuentra en situación delicada y con chances de terminar procesado, al igual que la trama por presunto espionaje.

"El pronunciamiento cuestionado ha sido sustentado razonablemente y los agravios del impugnante sólo evidencian una opinión adversa sobre la cuestión debatida y resuelta", expresaron los jueces Alejandro Slokar, Ángela Ledesma y Mariano Borinsky al rechazar la apelación interpuesta por los abogados Alejandro Pérez Chada y Eduardo Bonino Méndez.

El origen de la causa fueron 17 denuncias por supuestas agresiones a indigentes por parte de efectivos de la UCEP que en ese entonces dirigía Juan Pablo Piccardo (a quien se le dictó la falta de mérito). La jueza de primera instancia de la Justicia ordinaria María Fontbona de Pombo había resuelto sobreseer a Macri, pero en 2012 los camaristas Jorge Rimondi y Luis María Bunge Campos revocaron esa decisión. Para estos jueces no quedó claro si en la instancia inferior se había investigado la posibilidad de que el Gobierno porteño hubiera apañado las presuntas agresiones. Un detalle: entre las planillas de operativos de la UCEP que recolectaron figura una que había solicitado el propio Macri.

Los defensores del alcalde sostienen la idea de que la única responsabilidad de éste, si la hubiera, se vería reducida a la firma del decreto que autorizó la creación de la UCEP. Al mismo tiempo, tampoco entienden que todo el resto de los imputados, especialmente los efectivos de dicha unidad, haya recibido la falta de mérito.

Tanto en la Casación como en la Cámara del Crimen no dejaron de anotar que, a los seis meses de funcionamiento de dicha unidad, cuando ya aparecían las primeras denuncias, Macri firmó un nuevo decreto confirmando esa estructura. En esa ocasión, el único cambio fue la salida de su titular, el abogado Fabián Rodríguez Simón, quien por estos días actúa como enlace informal entre Bolívar 1 y los despachos de la Justicia porteña.

Actualmente, el jefe de Gobierno se encuentra procesado en una causa por supuesto espionaje que antes de fin de año podría ser enviada a juicio oral.

Dejá tu comentario