Carrió, a DAIA para condenar racismo

Edición Impresa

Elisa Carrió se convertirá hoy en la primera figura política relevante en visitar la DAIA luego de que la entidad denunciara una «campaña antisemita de proporciones pocas veces vistas» en el país, tras la ofensiva del Ejército israelí en Gaza.
La líder de la Coalición Cívica llevará su solidaridad al edificio de Pasteur 633, donde compartirá un café con la directiva de la DAIA, encabezada por Aldo Donzis. La presencia allí de Lilita es vista por la dirigencia comunitaria como «muy importante», según dijo a este diario el vicepresidente, Angel Schindel. Hasta ahora el único político que se había acercado a la sede de la DAIA fue el ex intendente Aníbal Ibarra; otros, como el vicepresidente Julio César Cobos, optaron por recibir a los dirigentes en sus propios despachos.
Por razones difíciles de dilucidar, sin embargo, a los judíos argentinos les está costando conseguir apoyos solidarios contra la ofensiva que desataron el piquetero paraoficial Luis D'Elía y grupos de la ultraizquierda marginal. Por caso, ayer el obispo Jorge Casaretto, en su condición de asesor de la Comisión Nacional de Justicia y Paz se reunió con la AMIA pero evitó pronunciarse de manera explícita contra el antisemitismo y la expulsión del país obispo lefebvrista Richard Williamson dispuesta por el Gobierno. El religioso se limitó a encomiar iniciativas de la mutual judía en áreas como el combate contra la drogadicción y temas relativos a la adolescencia y el cuidado de los ciudadanos de la tercera edad.

Dejá tu comentario