Chávez en Caracas: quieren que jure para normalizar la transición

Edición Impresa

Caracas - Hugo Chávez fue trasladado ayer por la madrugada de forma sorpresiva a Caracas, más de dos meses después de ser operado de cáncer en Cuba. De inmediato, fue internado en el Hospital Militar, donde seguirá su tratamiento, mientras continúa la incógnita sobre su toma de posesión, pendiente desde enero.

"Hemos llegado de nuevo a la Patria venezolana. Gracias Dios mío!! Gracias Pueblo amado!! Aquí continuaremos el tratamiento", anunció Chávez en su cuenta de la red social Twitter, que no utilizaba desde el 1 de noviembre pasado.

"Sigo aferrado a Cristo y confiado a mis médicos y enfermeras. Hasta la victoria siempre!! Viviremos y venceremos!!", agregó en otro tuit a través de su cuenta @chavezcandanga, que horas después superó los cuatro millones de seguidores.

Una fuente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) dijo que "el Tribunal está listo. En cualquier momento estamos en capacidad de proceder" a la asunción de Chávez tras su retorno, recibido con júbilo por sus seguidores en las calles de Caracas y también en las redes sociales.

El gobernador del Estado Anzoátegui (noreste) y alto dirigente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Aristóbulo Istúriz, dijo que el presidente se "va a juramentar cuando esté bueno y sano".

Reelecto el 7 de octubre, Chávez no pudo tomar posesión el 10 de enero como fija la Constitución y el TSJ avaló que lo hiciera en una fecha ulterior ante los jueces de esa misma instancia. El presidente venezolano "está bien, está consciente, está muy feliz y motivado de estar aquí en su patria venezolana", dijo el vicepresidente, Nicolás Maduro, sin dar más detalles, a su salida del hospital, ubicado en el oeste de Caracas.

Frente al centro de salud, custodiado por militares, los seguidores de Chávez agitaron pancartas de apoyo al mandatario.

"Hay que celebrar que el comandante esté vivo, no como la gente decía que estaba muerto", dijo Jubelis Cordero, una empleada de una empresa de seguridad ante el hospital militar. En la céntrica plaza Bolívar, decenas de chavistas se congregaron para celebrar la noticia: "¡Volvió, volvió, volvió!", gritaron.

Al mismo tiempo, en Twitter, sus seguidores fueron uniéndose bajo la etiqueta "Chávez Bienvenido A La Patria".

El líder cubano Fidel Castro, que acompañó a su amigo y aliado durante su convalecencia en La Habana, escribió en una carta dirigida a Chávez que "fue necesaria una larga y angustiosa espera", antes de que fuera posible su retorno a Venezuela.

Por su parte, la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática acusó al Gobierno de "armar un espectáculo" con la enfermedad de Chávez y exigió "que se diga la verdad a los venezolanos" sobre su estado de salud. El líder opositor, Henrique Capriles Radonski, expresó en Twitter su deseo de "que el retorno del Presidente signifique que Maduro y los ministros se pongan a trabajar, hay miles de problemas por resolver".

Un funcionario estadounidense que pidió no ser identificado dijo que si Chávez "no puede cumplir con las labores de su cargo, la Constitución venezolana requiere una elección para elegir a un nuevo presidente".

El ejecutivo había informado el viernes que Chávez respiraba por una cánula traqueal que le dificultaba temporalmente el habla debido a "cierto grado" de insuficiencia respiratoria. "Ésta es una recuperación lenta, un proceso que implica tratamiento muy duro que puede tener reacciones adversas", dijo su yerno y ministro de Ciencia y Tecnología, Jorge Arreaza.

Chávez había partido a Cuba el 10 de diciembre para su cuarta operación por el cáncer que padece. Recibió quimioterapia y radioterapia, en tratamientos realizados casi exclusivamente en Cuba, donde goza de privacidad absoluta.

Agencias AFP, EFE y Reuters, y Ámbito Financiero

Dejá tu comentario