CHÁVEZ TEME UN GOLPE Y SUMA 20 MIL HOMBRES A SU MILICIA POPULAR

Edición Impresa

La combinación de recesión económica, devaluación, inflación galopante y cortes masivos de luz y agua delinea un escenario más que difícil para Hugo Chávez. Más cuando este año enfrentará (en setiembre) elecciones legislativas que serán una prueba gigantesca para su liderazgo. En medio de ese escenario, el propio bolivariano dio pie a las versiones de descontento militar y advirtió a los opositores contra cualquier pretensión de querer arrastrar a las Fuerzas Armadas. Chávez dice que no hay posibilidad de asonada, pero sugestivamente toma sus recaudos. Así, acelera la conformación de su milicia popular, compuesta por miembros de su partido político. Ésta suma ya 20 mil miembros y entrena, con apoyo cubano, en empresas que albergan sindicatos díscolos. Tras ser brevemente depuesto en 2002, Chávez prometió que «la revolución seguirá siendo pacífica, pero ya no desarmada». Lo primero está por verse; lo segundo es una realidad. (Ver págs. 14 y 15.)

Dejá tu comentario