China cerró su mercado a la carne brasileña y se teme un efecto contagio

Edición Impresa

Hicieron lo mismo Chile y Corea del Sur, mientras que la Unión Europea vetó el ingreso de productos de los frigoríficos acusados.

Brasilia - Brasil sufría ayer represalias comerciales por el escándalo causado por supuestas adulteraciones en productos cárnicos para el consumo humano, luego de que China, Chile y Corea del Sur cerraran sus mercados y la Unión Europea (UE) impusiera restricciones.

China, segundo mayor importador de carne vacuna y aviar brasileña, suspendió ayer las compras de cortes desde el gigante sudamericano a la espera de explicaciones sobre las presuntas adulteraciones en productos de consumo humano, informó el Ministerio brasileño de Agricultura.

"Hasta recibir las informaciones, China no desembarcará las carnes importadas desde Brasil", agregó. Se esperaba anoche que el ministro Blairo Maggi mantuviera una videoconferencia con autoridades chinas para hacer las aclaraciones, publicó la cartera en su sitio de internet.

Brasil es el mayor exportador mundial y en 2016, las facturaciones brasileñas de pollo fresco o congelado a China totalizaron 859,5 millones de dólares y las de carne bovina fresca, congelada o refrigerada sumaron 702,7 millones, según datos del Ministerio brasileño de Industria y Comercio Exterior (MDIC).

Poco después, Chile -sexto importador de carne roja brasileña- también decretó un bloqueo temporal. "El cierre es hasta que informen si (entre los establecimientos sospechosos) hay frigoríficos autorizados para exportar a Chile", explicó en Twitter el ministro chileno de Agricultura, Carlos Furche.

El Gobierno brasileño reaccionó advirtiendo que sólo comprendería el bloqueo a productos de los frigoríficos sospechados.

"Podríamos tener una reacción fuerte" si Chile le cierra completamente el mercado a nuestras carnes, afirmó el ministro brasileño de Agricultura, Blairo Maggi, que dijo contar con "la autorización" del presidente Temer para tomar medidas.

Brasil es un importante importador de bienes chilenos.

Los medios brasileños indicaron que Corea del Sur suspendió las importaciones de pollos, aunque el Ministerio de Agricultura dijo que Pekín había sido el único en emitir un comunicado oficial de la veda.

La Unión Europea (UE), por su parte, pidió al Gobierno de Michel Temer "que elimine de inmediato a los establecimientos implicados en el escándalo de la lista aprobada por la UE", anunció el vocero de la Comisión Europea (órgano ejecutivo de la UE), Enrico Brivio.

De los 21 frigoríficos implicados en la trama revelada el viernes por la Policía Federal (PF) brasileña, cuatro tenían permiso para exportar a los 28 países del bloque europeo.

La saga coincide con los esfuerzos para acelerar el acuerdo de libre comercio entre el Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) y la UE, que tiene en el sector alimentario uno de sus capítulos más espinosos.

"Eventuales restricciones a la importación de carne brasileña, además de significar un retroceso de muchos años, impactarán en la economía y resultarán en la pérdida de empleos y renta. El sector de las proteínas da trabajo a más de 7 millones de personas y representa 15% de las exportaciones brasileñas", advirtieron desde la Asociación Brasileña de Industrias Exportadoras de Carne (Abiec) y la Asociación Brasileña de Proteína Animal (ABPA).

Agencias AFP, Reuters, ANSA, DPA y EFE

Dejá tu comentario