China, no son cuentos

Edición Impresa

Las acciones tuvieron un clima de suba sostenido en la Bolsa de Nueva York, impulsadas por las acciones tecnológicas lideradas por Apple y un alivio en las inquietudes sobre aranceles, luego de que China dijo estar abierta a nuevas conversaciones con Estados Unidos, pero se sabe que China esta siempre alerta, converse con quien converse y defiende lo suyo. Esperemos esta nueva ronda de diálogos, entre funcionarios, de las que no se tienen fecha de inicio y haber que pasa.

En este contexto el índice Dow Jones de Industriales finalizó en 26.145,99 puntos subiendo el 0.57%, el S&P500 se situó en los 2.904,18 puntos ganando el 0.53% y el Nasdaq Composite apreciándose el 0.75% llegó a los 8.013,71 puntos.

El Banco Central Europeo mantuvo su tasa de interés de referencia y apuntó a seguir en la senda del desarme de sus compras de bonos y de alzas del costo del crédito, pese al impacto de las tensiones comerciales globales. En un escenario de rebote inflacionario y de un ritmo de crecimiento relativamente robusto, el BCE ha estado removiendo el estímulo muy gradualmente suponiendo que los riesgos, que van desde el proteccionismo global al Brexit, no se saldrán de la senda de expansión.

En una decisión esperada, el BCE dijo que reducirá a partir de octubre las compras de bonos a 15.000 millones de euros al mes. Pero sigue manteniendo su expectativa de que el programa de compra de activos por valor de 2,6 billones de euros finalice antes de fin de año.

El banco mantuvo sin cambios su orientación futura sobre los tipos de interés, un elemento que se sigue muy de cerca ya que marca el rumbo de la política monetaria durante los próximos doce meses, un horizonte inusitadamente largo para un banco central.

El presidente del BCE, Mario Draghi, anunció posteriormente una pequeña reducción de las proyecciones de crecimiento de la zona euro para este año y el próximo, por una demanda externa más débil, así como por la incertidumbre por el proteccionismo y la volatilidad. Pero los riesgos están dentro de lo equilibrado

Así las cosas, las Bolsas europeas cerraron dispares tras los anuncios esperados del BCE. Londres perdió 0,43%, París 0,08% y Milán 0,56%, mientras que Madrid subió el 0,24% y Fráncfort 0,19%.

Dejá tu comentario