Cineastas reclaman la libertad de Polanski

Edición Impresa

 Los Ángeles y Zurich - La Fiscalía de Los Angeles confirmó ayer que presentará un pedido de extradición de Roman Polanski, luego de que éste fuera detenido en Suiza por un delito sexual que data de hace 30 años. «Prepararemos un pedido de extradición, será enviado a la Justicia y al Departamento de Estado, y luego irá por los canales diplomáticos», indicó la portavoz de la fiscalía del condado de Los Angeles, Sandi Gibbons, quien no confirmó cuándo se presentaría la solicitud que las autoridades tienen 40 días para preparar. El abogado francés de Polanski, Hervé Temime, había indicado más temprano que el cineasta, de 76 años, «rechazó la demanda de extradición de la que es objeto por parte de Estados Unidos».

El director de «El bebé de Rosemary» pasó dos noches en prisión tras haber sido detenido el sábado por la noche al bajar de un avión en Zurich, donde debía recibir el domingo un premio al conjunto de su obra en el festival de cine de la ciudad. «Está con ganas de luchar y está determinado a defenderse», declaró Temime a la radio France Info, agregando que su cliente quedó sorprendido con su arresto ya que visita Suiza regularmente y es dueño de una propiedad en el centro de esquí Gstaad.

«Hemos iniciado el proceso solicitando su liberación», agregó Temime. «No existe una razón en ley, o en referencia a los hechos o en los términos de la justicia más básica de mantener a Roman Polanski un día en prisión».

Un portavoz del ministerio de Justicia suiza dijo que en teoría era posible que Polanski fuera liberado bajo fianza, pese a que era una opción muy poco probable. «El criterio para la fianza es muy estricto», dijo el portavoz Guido Balmer. El ministro de Relaciones Exteriores de Francia, Bernard Kouchner dijo que se encuentra trabajando con Polonia sobre el tema y que había escrito una carta a la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton. Durante una visita a París ayer, la ministra de Economía de Suiza, Doris Leuthard, dijo que el país no tenía otra opción más que cumplir con la orden judicial de arresto internacional en contra de Polanski. «Los estadounidenses creen firmemente que el arresto del señor Polanski es necesario. Esa es decisión de ellos. Suiza es simplemente un país donde la policía funciona y donde tratamos a todas las personas de la misma manera», dijo en una conferencia de prensa.

Las autoridades estadounidenses tienen hasta 60 días para presentar una orden de extradición, pero Polanski puede apelar a la Corte Penal de Justicia Federal de Suiza. Una portavoz del tribunal dijo que no había recibido aún ninguna petición en relación con el caso Polanski.

«Confiamos que la reciente orden sea retirada. Está basada en un caso de tres décadas de antigüedad que no ha muerto debido a detalles técnicos menores. Estamos a la espera de su liberación y de su próxima obra», dijo la presidenta del jurado Debra Winger. Polanski, ha evitado a los países que tienen tratados de extradición con Estados Unidos desde que huyó del país en 1978.

En su momento, el director alegó que Geimer ya tenía experiencia sexual y que la relación fue consentida. Pasó 42 días en prisión mientras era sometido a exámenes psiquiátricos, y finalmente aceptó declararse culpable y recibir una sentencia de tiempo cumplido. Sin embargo, Polanski huyó el día antes de conocer su sentencia en 1978 porque creía que un juez lo condenaría a 50 años en prisión. El fiscal de Distrito del condado de Los Angeles, Steve Cooley, dijo el domingo que Polanski había recibido una sentencia muy indulgente, que nunca se lograría a través de leyes actuales, y que «alguna forma de justicia finalmente será obtenida».

El presidente del Festival de Cannes, Gilles Jacob, su delegado general, Thierry Frémaux, los directores Pedro Almodóvar, Walter Salles, Alejandro González Iñárritu, Wim Wenders, Julian Schnabel, Wong Kar Wai, Ettore Scola y son algunas de las personalidades internacionales del cine que firmaron ayer un petitorio en defensa de Polanski.

Las actrices Jeanne Moreau, Tilda Swinton, Fany Ardant y Monica Belluci figuran igualmente entre los firmantes que piden la libertad inmediata de Polanski, junto con Milan Kundera, Bernard-Henri Levy y la actriz Isabelle Adjani.

Dejá tu comentario