22 de marzo 2011 - 00:00

Clamor triple K a candidatos porteños

Carlos Tomada
Carlos Tomada
Animados por La Cámpora, que regentea el hijo presidencial y por otros campamentos de jóvenes, los tres precandidatos del kirchnerismo tendrán una suerte de relanzamiento simultáneo, mañana, en el Club Argentino Junior del barrio porteño La Paternal, donde una vez Néstor Kirchner cerró una campaña, ácido con los «capitalinos», tal como les llamaba, en 2005.

En la ocasión, motorizados por el legislador Juan Cabandié (suena como pretendiente a integrar la fórmula de la Capital Federal), estarán en primera fila los invitados especiales: Amado Boudou, Daniel Filmus y Carlos Tomada.

Pero, los precandidatos a la sucesión de Mauricio Macri no serán oradores en el escenario desde donde habrá una suerte de homenaje a esas voluntades.

Disertantes

Hablarán en cambio Cabandié -titular del bloque kirchnerista en la Legislatura porteña-, y entre otros referentes del sector generacional que organiza Matías Olmos, mientras que está previsto que el cierre lo haga el secretario de Medios del Gobierno nacional, Juan Manuel Abal Medina. Si bien se anunciaba a Carlos Zannini para cerrar la movida, el funcionario anticipó que estará de viaje. El kirchnerismo no piensa llevar la interna a las urnas, solamente aguarda la bendición de Cristina de Kirchner para encolumnarse tras el que resulte.

Objetivo

Los kirchneristas intentarán llenar el estadio del club, que cuenta con capacidad para unas 4.000 personas y también diagramar la distribución de las plateas de acuerdo con las barras que lleven los candidatos, con la intención que cada uno de ellos esté representado en el escenario por un orador.

«En la Ciudad los jóvenes quieren hablar», inscribieron en la publicidad del acto los grupos de La Cámpora.

El kirchnerismo busca todavía forzar que Macri proponga la unificación de los comicios locales con los nacionales de octubre, pero la última idea del jefe porteño es mantener la elección de Capital en fecha distinta, lo que termina perforando los planes K para que una eventual Cristina candidata a la reelección traccione votos para los postulantes a la Ciudad de Buenos Aires.

Dejá tu comentario