Conquista argentina

Edición Impresa

En su mejor actuación en el certamen, Las Leonas vencieron a Gran Bretaña por 1-0 y se consagraron campeonas del Champions Trophy por quinta vez en su historia y por primera vez actuando en el país, en Rosario, el mismo lugar donde hace menos de dos años lograron el título mundial. Silvina DElía, mediante un córner corto directo que se le escurrió a la arquera Beth Storry, le dio la victoria al conjunto albiceleste, que controló el juego de inicio a fin.

Defensivamente, el equipo lució y también manejó la bocha con criterio. Sólo faltó mayor puntería en los córners cortos para que el desenlace fuera más desahogado. Pero ello no le quita lucimiento a un equipo que tuvo altibajos a lo largo de estos seis partidos, pero que terminó jugando en su mejor nivel en los dos encuentros más importantes del torneo. Un sólido trabajo en todas las líneas les permitió a Las Leonas sacar ventajas en el primer tiempo, en el que el equipo albiceleste controló la bocha, con un gran trabajo de su mediocampo. De hecho, la diferencia debió ser mayor, pero enfrente estaba la mejor defensa del torneo.

La inclusión de Rocío Sánchez Moccia en el centro del terreno fue una apuesta ganadora del «Chapa» Retegui, ya que la jugadora de Liceo Naval, además de recuperar cantidad de pelotas, distribuyó el juego con mucho tino y desniveló en el uno contra uno, a tal punto que por momentos eclipsó a la mismísma Luciana Aymar. Y cuando se juntaron con Sruoga, Sánchez Moccia y Rebecchi, desnivelaron por ese sector, al igual que lo hacían Aymar, Rosario Luchetti y Merino cuando iban por izquierda. Hasta que a los 28, en la quinta jugada fija, DElía logró dar en el blanco y vencer a Beth Storry para sellar el 1-0.

En el segundo período, las visitantes intentaron salir empujadas por Crista Cullen, pero se encontraron con un equipo argentino que se paró más atrás y prácticamente las anuló. Los minutos se fueron consumiendo y el festejo volvió a ser de estas gloriosas Leonas, que sumaron su cuarto Champions Trophy en cinco años y ahora apuntarán a la Medalla de Oro en los Juegos Olímpicos de Londres. Un sueño cada vez más cerca de convertirse en realidad.

Dejá tu comentario