Contra la inseguridad, ahora vecinos levantan muros (al estilo Trump)

Edición Impresa

• NÚÑEZ, EN LA ZONA DEL BARRIO RIVER, CAMBIÓ SU FISONOMÍA POR LOS ROBOS
En Flores aseguran que tras el asesinato de Brian, a fines del año pasado, creció la presencia policial. Pero los delitos no bajaron.

Las redes de vecinos en alerta se multiplican por toda la Capital Federal. Desde cercos electrificados, rejas, botones antipánico, cámaras, seguridad privada, hasta muros sobre los frentes de la casas son algunas de las herramientas que usan hoy contra una ola de inseguridad que parece no detenerse. Los vecinos no sólo denuncian que creció la cantidad de delitos en el último año, sino que aseguran que hoy son más violentos.

En Núñez, más precisamente en la zona del barrio River, la fisonomía cambió en los últimos años. "Las cámaras ya no dan abasto y las rejas tampoco; ahora los vecinos construyen muros en el frente de sus casas para protegerse contra la inseguridad; eso hace que el barrio comience a cambiar su fachada", explicó al diario Ámbito Financiero Nanina Paulesu, miembro actual y expresidenta de "Vecinos en alerta barrio River".

En la zona aseguran que los arrebatos son parte del día a día y denuncian que hubo una fuerte "ola de secuestros que duró hasta principio de año". La explicación parece estar en el asentamiento "Barrio Mitre", en Saavedra. Según los vecinos de la zona, el precario barrio viene creciendo de manera exponencial y son cada vez más frecuentes los hechos relacionados con la venta de droga. "Sabemos de casos de robos de celulares que aparecieron en el "Barrio Mitre"; es una zona que está cada vez más complicada y afecta al norte de la Capital", concluyó Paulesu.

El barrio, que se encuentra a espaldas de la fábrica Philips, está integrado por 6 manzanas entre las calles Correa, Posta, Arias y Melián. Los vecinos aseguran que las peleas entre las diferentes bandas son cada vez más frecuentes y a pesar de estar vigilada por efectivos de Prefectura, escuchar tiroteos parece ser cada vez más frecuente.

"Trabajamos en conjunto con las comisarías, realizamos un mapa del delito donde delimitamos cuáles son las zonas de robo y cuáles donde se comercializa droga. Eso nos ayudó mucho a mermar los casos de inseguridad que se venían registrando en el barrio", explicó Mario Diamonte, integrante de la red de Vecinos en Alerta de Saavedra. Hoy las zonas controladas por las alarmas aéreas han ido en aumento. "Cada vecino tiene un control antipánico que lo activa al ver una situación de inseguridad, además nos comunicamos por mensajes y por email constantemente", agregó Diamonte.

En la zona sur de la Capital los hechos de inseguridad son de los más violentos. La presencia de la Villa 1-11-14, una de las más grandes de la Ciudad y cuna del narcotráfico, generan un escenario complejo para sus vecinos. "La Comuna 7 es la más vulnerable; contempla la zona de Flores y Parque Chacabuco; hoy, después del asesinato del Brian, contamos con más efectivos policiales, pero parece que no es suficiente", indicó Verónica Candolfi, de la Asociación Civil Red de Vecinos de Flores y Parque Chacabuco.

Hoy los vecinos del barrio deciden construir muros en los frentes de sus casas (sobre todo, en las zonas más residenciales de Parque Chacabuco) para protegerse. Otros comenzaron a colocar alambrados, algo poco estético, pero es la única forma de defenderse ante la ola de delitos. "Cambiaron la metodología: de pasar a ser la zona pionera en robo de autos, ahora comenzaron a asaltar a los comerciantes . De hecho, hay casos en que decidieron cerrar sus puertas por al menos tres robos en apenas un mes", sostuvo Candolfi.

Dejá tu comentario