17 de abril 2013 - 00:00

“Cosa de minas” para los jueves de mujeres

Dalia Gutman satiriza “lo femenino” en “Cosa de minas”.
Dalia Gutman satiriza “lo femenino” en “Cosa de minas”.
"Cosa de minas", de y por Dalia Gutman (Velma Café, jueves a las 21.30).



De la amplísima oferta de stand up que se ofrece de lunes a lunes en Buenos Aires (medio centenar), Dalia Gutman supo capitalizar años de experiencia y recortó con ingenio el infinito espectro de "temas cotidianos" y "universo femenino" en su show más redondo.

La proliferación de espectáculos de stand up, gracias a su bajísimo presupuesto. lleva al espectador a estudiar realmente bien la propuesta antes de pagar una entrada. Por eso, si bien la mayoría de estos shows son accesibles y reciben una mínima de público que justifica que se mantengan en cartel, los que verdaderamente llenan salas y duran varias temporadas son contados y se corresponden con el poder de convocatoria de sus intérpretes. Este es el caso de Dalia Gutman, que comenzó hace seis años en el género pero terminó de reunir una considerable cantidad de seguidoras gracias a su paso por la TV.

Gutman se muestra fresca y espontánea, haciendo de las lagunas u olvidos de remate un chiste en sí mismo. El espectáculo arranca risas en la platea conformada por grupos de mujeres de entre 25 y 40 años -con excepciones- que celebran su "salida de jueves" y, como comienza diciendo la anfitriona, la reunión deviene en excitación exacerbada, sin razones que lo justifiquen.

El motivo de que el show de algo más de una hora fluya sin fisuras y divierta tanto a las espectadoras es la esencia misma del stand up: cotidianeidad e identificación. El stand up es bien terrenal y básico: no hace más que reflejar situaciones conocidas desde un costado humorístico que, bien ejecutado, divierte y hasta permite alguna que otra reflexión.

"Cosa de minas" es una perpetua parodia de "lo femenino" con el que Gutman busca la complicidad (y la logra con creces) de ese público de mujeres que la "comprenden", y se convierten, conforme avanza el show, en aliadas incondicionales, dado que ellas viven situaciones muy parecidas a las que la anfitriona satiriza. Desde "Los maridos, novios o lo que pudieron conseguir" hasta los hijos, pasando por las diferencias irreconciliables con los hombres, el tonito de jardín de infantes que irremediablemente se apodera de las "mamis", las adictas al gym que hacen "ocho clases de spining y no transpiran, ¿serán humanas?", y otro sinfín de temas que sólo tienen sentido hilvanados y pronunciados por la histriónica Gutman con el clásico espíritu "loser" del stand up.

Dejá tu comentario