Cosecha en EE.UU. presionaría, aún más, los precios

Edición Impresa

Las perspectivas de una buena campaña norteamericana se siguen confirmando con el correr de los días, circunstancia que debilita las cotizaciones en Chicago. En pocas semanas más, la actividad de recolección de los cultivos de verano se generalizará, factor que podría provocar alguna presión adicional en las cotizaciones.

El mercado de granos se encuentra a la defensiva a partir del reciente tour de la revista especializada Pro-Farmer, que confirmó muy buenos rendimientos a nivel nacional para soja y maíz, aunque existen algunas discrepancias entre los operadores en relación con este último cultivo. En el mes anterior se registraron temperaturas muy elevadas en varias regiones del medio-oeste de los EE.UU. que impedirían lograr los rendimientos proyectados, aunque subsiste el consenso de una campaña récord.

De todos modos, resulta necesario que para que el mercado se mantenga tranquilo se deberán confirmar estas proyecciones. Todavía resta el tramo final de una buena campaña, que deberá contar con buen clima para la recolección y también sortear la posibilidad de algunas heladas tempranas en las principales regiones productivas.

La consultora agronómica Informa Economics reveló recientemente que los cultivos de maíz en los EE.UU. obtendrán rendimientos promedio de 10.972 kilos por hectárea, un poco por encima de lo esperado y marginalmente debajo de la estimación oficial. Para soja, estos analistas esperan rendimientos de 3.329 kg/ha, cerca de lo esperado y por encima de los 3.289 kg/ha de la proyección oficial.

El cultivo que se está llevando la peor parte hasta el momento es el trigo, con una baja en el mercado de Chicago del 22% en lo que va del corriente año, registrando así los precios más bajos de la última década.

La cosecha de la UE registra mala calidad y muy malos rendimientos en general, al igual que la rusa, de la que aún resta recolectar una cuarta parte. Son varios los operadores que consignan que el resultado final de esta campaña será entre 2 a 5 millones de toneladas, menor a lo que el USDA estimó en su último reporte, circunstancia que impedirá lograr el objetivo de exportaciones proyectado.

El trigo norteamericano resulta ahora competitivo e intentará ganar terreno en los mercados mundiales.

En nuestro país, los precios de la vieja y la nueva cosecha siguen deprimidos, aunque con buenas tasas implícitas en dólares para las posiciones nuevas de marzo y julio en el MATBA. La baja del mercado internacional erosionó los beneficios conquistados por la rebaja de las retenciones y la eliminación de registros de exportación decretados por esta administración.

Según el informe de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, el 50,2% de los cultivos implantados en los 4,3 millones de hectáreas proyectadas se encuentran muy buenos, en tanto que un 13,1% se encuentra en estado excelente y un 1% sufre un estado regular.

Por su parte, el USDA sigue reportando buenas condiciones de los cultivos en sus reportes semanales. Los cultivos maduros alcanzan al 18%, comparado con 9% de la semana previa, 17% del año pasado y 20% del promedio a esta fecha de las últimas cinco campañas.

En soja, los cultivos en situación "buena a excelente" llegan al 73%, sin cambios respecto de la semana precedente y 63% del año anterior.

Ya ha formado vainas el 97% de ellos, en comparación con 94% de la semana anterior.

En relación con el trigo de primavera, el USDA informaba que el 91% de los cultivos ya se encuentran recolectados, comparado con 81% de la semana previa, 92% del año anterior y 75% del promedio de los últimos cinco años.

(*) Director de Panagrícola

Dejá tu comentario