Crece la tensión entre Moyano y el Gobierno

Edición Impresa

La tensión entre el Gobierno y Hugo Moyano derivó ayer en incidentes en Lomas de Zamora entre afiliados del sindicato de Camioneros y policías. El gremio denunció una "salvaje represión" y la detención de 33 manifestantes por parte de la fuerza bonaerense. Anoche, el sindicato bloqueó las dos manos de Camino Negro, a la altura de los tribunales de Lomas de Zamora. Además, la organización informó anoche de "29 heridos y un desaparecido", según el abogado penalista Daniel Llermanos.

El episodio surgió a raíz de un conflicto de encuadramiento entre el gremio de los choferes y el de los tintoreros en una empresa de la zona de Temperley, y evocó la disputa de semanas atrás en la firma mayorista Maxiconsumo. Como ocurrió con la empresa mercantil, el viernes último el Ministerio de Trabajo dictó una resolución que ordenó la representación del personal del lavadero industrial Banfield a cargo del sindicato de tintoreros y lavaderos. El jefe de esa organización, Luis Pandolfi, renunció esta semana a su cargo en la CGT opositora en medio de la puja con Moyano.

Las dos organizaciones en pugna habían llegado a un acuerdo en febrero de 2010 que fue ratificado en enero del año siguiente, por el cual se repartieron el personal de los lavaderos industriales. En ese documento, Camioneros quedaría a cargo de la representación de los trabajadores del transporte de esas compañías, en tanto que quienes desempeñaban la tarea originaria de la actividad se mantendrían en tintoreros.

El viernes pasado, a través de la Resolución 170/2013, el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, falló a favor del gremio de Pandolfi con el argumento de que el acuerdo firmado entre los dos sindicatos era un instrumento "de naturaleza privada" que carecía "de idoneidad para modificar los efectos de una decisión homologatoria firme" de la propia cartera laboral.

El caso recordó al de Maxiconsumo: en ambos, los acuerdos alcanzados por Camioneros (en general a instancias de bloqueos y medidas de fuerza llevadas a cabo a partir de 2004) para el reencuadramiento de trabajadores en su convenio 40/89 fueron desconocidos por Trabajo.

"Llegamos a esta situación por la inentendible decisión del ministro de Trabajo que sostiene que los camioneros son tintoreros", dijo ayer Pablo Moyano, hijo del líder sindical y segundo en la estructura del gremio, al iniciarse el corte en Camino Negro. Según el dirigente, la diferencia entre un convenio colectivo y el otro representa "tres mil pesos del salario mensual".

Hugo Moyano, por su parte, advirtió que habrá "medidas mucho más fuertes" que la movilización conjunta que hará mañana con la CTA de Pablo Micheli a la sede de la cartera laboral. En una conferencia de prensa que compartió con Micheli, el camionero responsabilizó por los incidentes a los gobiernos nacional y bonaerense.

"Hubo una represión salvaje contra un grupo importante de trabajadores de nuestra organización en Lomas de Zamora.

Dejá tu comentario