Cristina a Caracas: Kicillof con ticket abierto para seguir a NY

Edición Impresa

 Con un "delay" de medio año, Cristina de Kirchner tomará hoy la presidencia pro témpore del Mercosur que Nicolás Maduro estiró, por la crisis que a fin de año golpeó tanto a Venezuela como, con menor intensidad a la Argentina, más de lo estipulado: el traspaso de mando debió hacerse en diciembre pasado y se hará recién hoy, últimos días de julio.

Con ese motivo, además de participar de un homenaje a Hugo Chávez en el día de su cumpleaños, la Presidente emprendió ayer el viaje a Caracas, adonde tenía previsto llegar esta madrugada, alojarse en el hotel Tamanako, participar mañana de las reuniones del Mercosur y emprender el regreso, a horas del default técnico, por la tarde.

El dato central en ese aspecto fue la inclusión, sobre la hora, de Axel Kicillof en la comitiva que viajó a Caracas: el ministro de Economía partió al país caribeño casi con el único fin de estar más cerca de Nueva York en caso que, contra reloj, surja una negociación que lo requiera para tratar de evitar la cesación de pagos técnica.

La agenda buitre es, claro, el episodio central de la gira más allá de las escalas políticas y protocolares. Así como tuvo su tarima en la cumbre de los BRICS, ahora Cristina tendrá el escenario del Mercosur para repetir su defensa de la postura argentina, objetar la actuación del juez Thomas Griesa y volver a acusar a los fondos buitre de extorsión y especulación.

La participación argentina empezó ayer con la presencia del canciller Héctor Timerman y la ministra de Industria Débora Giorgi mientras, en paralelo, dirigentes como Oscar Laborde y Carlos López, ahora con roles de secretario privado de la Presidente, participaron de la cumbre social.

En cuando a la actividad de Cristina de Kirchner, el eje es su participación en la 46ª Cumbre de Jefes y Jefas de Estado del Mercosur. Su agenda comenzará a las 8 de la mañana con la colocación de una ofrenda floral y una foto oficial de todos los mandatarios en la Plaza Simón Bolívar, que se encuentra frente a la Casa Amarilla, sede del Ministerio de Relaciones Exteriores y lugar donde se llevará a cabo la cumbre.

Luego de la reunión, estará el almuerzo clásico y emprenderán el regreso a sus países. Los presidentes del bloque volverán a reunirse después de un año, luego de la juntada de julio de 2013 en Montevideo en la que se estipuló como próxima reunión el 17 de diciembre en Caracas, cita que se suspendió por la crisis social y política que por entonces vivió Venezuela.

El encuentro en Caracas significará, además, el regreso de Paraguay al Mercosur luego de la suspensión que lo mantuvo inactivo durante la tensión que terminó con el Gobierno de Fernando Lugo. Está pautada la presencia los presidentes de Uruguay, José Mujica; de Brasil, Dilma Rousseff; de Paraguay, Horacio Cartes, y de Venezuela, Nicolás Maduro, anfitrión del encuentro.

También concurrirá el presidente boliviano, Evo Morales, cuyo país está asociado al bloque y en proceso de incorporación como miembro pleno. Y el salvadoreño Salvador Sánchez Cerén, que busca vincularse con el Mercosur.

Dejá tu comentario