Cumbre rural en Theobald define paz o guerra

Edición Impresa

«Nosotros cedimos más de lo que nos convenía. Ahora es el turno de mover al campo y demostrar que estamos negociando de buena fe y que no estamos ante meros opositores políticos». Una alta fuente del Gobierno explicaba con esta frase cuál es la posición que se mantendrá con la Mesa de Enlace en los próximos días. Esto es, mantener un grado de observación cercano a los movimientos de los representantes del campo, para ver si mantienen cierta prudencia en sus declaraciones y si no se pliegan a los actos políticos de la oposición. Sabe el Gobierno, que el conflicto con el campo en un nivel de agresividad extremo es difícil de sostener en el tiempo, sobre todo si se van firmando acuerdos, aunque mínimos, con la Mesa de Enlace.
«Pudimos eclipsar al tándem Néstor Kirchner y Guillermo Moreno. Esperemos que valoren el gesto, que sigamos negociando y que no tengamos que darle la razón a Kirchner», completaba la fuente. Darle la razón al ex presidente significa reconocerle que no tiene mayor sentido discutir y negociar con la Mesa de Enlace, ya que los cuatro referentes están ya más vinculados a un proyecto político de combatir a «los K», que de hablar sobre la situación del campo. Se menciona incluso que Néstor Kirchner tuvo un ataque de furia cuando el miércoles pasado veía desde Olivos por televisión, el acto en el Congreso nacional, donde Hugo Biolcati, Mario Llambías, Eduardo Buzzi y Carlos Garetto, competían junto con la oposición a pleno por quién ejercía la crítica y embestida más fuerte contra el Gobierno. Esto sucedía, a menos de 24 horas de culminado el primer encuentro negociador entre la ministra de la Producción, Débora Giorgi, y el de Interior, Florencio Randazzo, donde para el Ejecutivo hubo avances serios y concretos.
Para conocer si los representantes del agro seguirán con una posición política opositora, desde Olivos se seguirá de cerca lo que ocurra desde hoy y hasta el sábado en Theobald, provincia de Santa Fe.
Allí comenzará Expoagro, un evento diseñado para que los representantes y productores agropecuarios hagan cola para embestir contra el Gobierno y hacer catarsis contra la política agraria vigente. Desde la quinta de Olivos se seguirá paso a paso televisivamente, no sólo la concurrencia al evento sino también las declaraciones de los principales referentes del campo. Puntualmente, se verificará si algún encuentro político como el del miércoles de la semana pasada en el Congreso se repite.
El listado de personalidades que circularán por la exposición es más que amplio y ecléctico. Mañana a las 8.30 el vicepresidente Julio César Cleto Cobos, inaugura el evento. Para el sábado se espera una conferencia de prensa conjunta del trío Mauricio Macri, Francisco de Narváez y Felipe Solá; a la que la Mesa de Enlace está invitada. En el medio, prometieron visitar las cosechadoras, degustar asados y criticar a los Kirchner, Elisa Carrió, Carlos Reutemann, la senadora Roxana Latorre, el diputado porteño Diego Santilli, Luis Juez, Alfonso Prat-Gay, Gabriela Michetti, Margarita Stolbizer, Gerardo Morales y el gobernador de Santa Fe, Hermes Binner. Ayer los organizadores del evento pidieron confirmación sobre la presencia de Daniel Scioli, en duda ante la posibilidad de recibir un huracán desde Olivos si participa de un evento netamente opositor, en momentos donde probablemente deba comenzar a discutir con la Casa de Gobierno un aumento importante en las partidas desde la Secretaría de Hacienda por los reclamos de aumentos salariales de los docentes y empleados públicos bonaerenses.
Igualmente, el Gobierno asegura que no está boicoteando el evento de Santa Fe. A diferencia de lo que ocurrió el año pasado en la exposición Rural de Palermo, donde retiró toda presencia oficial, en esta oportunidad habrá al menos dos estándares del Gobierno nacional. Son los del INTA, que incluso confeccionó folletos, y el de la Fundación Exportar, que entregará premios.
De observarse en las próximas 96 horas en Olivos una posición políticamente opositora y activa de la Mesa de Enlace desde la exposición de Theobald, no se sabe si continuarán las negociaciones entre el Gobierno y el campo. Pero sí se conoce cuál será el próximo proyecto que el Gobierno presentará sobre el tema y quién será el funcionario que lo impulsará: se trata de la creación de la oficina de comercialización agropecuaria, en la versión libre que diseñó el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, el único paper y el único hombre que tiene el apoyo directo de Néstor Kirchner para avanzar en el tema.

Dejá tu comentario