2 de octubre 2012 - 00:00

De Vido, en Rusia: se suman tres compañías a interés por represas

De Vido y el ministro de Energía de la Federación Rusa, Alexander Novak, ayer, durante la presentación del concurso argentino.
De Vido y el ministro de Energía de la Federación Rusa, Alexander Novak, ayer, durante la presentación del concurso argentino.
Dos de las más grandes empresas rusas y una coreana anticiparon su interés en participar de la licitación de las represas hidroeléctricas de Santa Cruz, denominadas Presidente Néstor Kirchner y Gobernador Jorge Cepernic. Son las rusas Inter Raoues y Power Machines, y la coreana Hyundai, que se sumarían a las que ya compraron pliegos: la china Sinohydro, la brasileña Camargo Correa, y las argentinas Pescarmona y Panedile.

El ministro Julio De Vido, que ayer hizo la presentación del concurso en Moscú, reveló que «Inter Raoues, empresa controlada por el Estado pero con capital privado, se mostró muy interesada en participar, en el financiamiento y en comprar el pliego». Según la información oficial, el funcionario señaló que «la constructora privada de turbinas Power Machines también mostró su interés por comprar» el pliego, y añadió que «Hyundai probablemente también lo adquiera en estos días».

De Vido anticipó que a partir del lunes próximo se harán reuniones con cada uno de los que compraron pliegos y afirmó que «todos buscan la mejor estrategia financiera, porque tras las presentaciones realizadas, desde el punto de vista técnico, no hay dudas con el proyecto».

La presentación del concurso se realizó en la sede del Ministerio de Energía ruso, ante unos 30 empresarios del sector energético de Rusia. De Vido recordó que «empresas rusas ya realizaron Caracoles y están haciendo Punta Negra», ambas en San Juan. También señaló que compañías de ese país construyeron Salto Grande años atrás.

En consecuencia, indicó que «la participación de la industria rusa en el desarrollo energético argentino no es nueva». Además, les pidió a las compañías que «se vinculen en el marco de lo que establece el pliego de licitación con empresas argentinas, como las que nos acompañan acá».

Del encuentro, además de los rusos participaron Manuel Kleiman, el número cuatro del Grupo Techint; Luis Valenti, vicepresidente de Industrias Metalúrgicas Pescarmona (IMPSA); Hugo Dragonetti, presidente de Panedile; y Juan Manuel Collazo, titular de Helport, brazo constructor del Grupo Eurnekian. De Vido también reseñó que «hace muy pocos días, el presidente de YPF, Miguel Galuccio, estuvo presente aquí en Moscú y firmó importantes acuerdos con Gazprom para avanzar en el desarrollo de yacimientos no convencionales de gas y petróleo».

El funcionario también se reunió ayer con la cúpula de la empresa nuclear rusa Rosatom, precalificada en 2010 para participar en la licitación para la construcción de la cuarta central atómica argentina. Rosatom precalificó junto con Westinghouse de Estados Unidos, Areva de Francia, la Compañía Nacional de Energía Nuclear de China y Kepco de Corea. Ahora resta llamar a concurso, lo que se concretaría el año próximo.

Experiencia

El ministro explicó que «a Rosatom se le planteó que vea para la energía nuclear lo mismo que para las hidroeléctricas, en cuanto a financiamiento». Subrayó que «en centrales construidas con la tecnología que nos ofrecen, Rosatom es la empresa que más tiene hechas: 8 construidas y 7 en ejecución». Recordó que las próximas centrales nucleares argentinas llevarán por nombre Atucha III y Atucha IV. Por su parte, el ministro de Energía de la Federación Rusa, Alexander Novak, afirmó que las empresas de su país «están muy interesadas en tener una presencia más amplia» en la Argentina. Señaló que «hasta ahora la cooperación se concentró en energía eléctrica», pero estimó que «hay grandes posibilidades de ampliarla a petróleo y gas».

Dejá tu comentario