Defienden control de YPF en EEUU: Lorenzino hoy ante el FMI y el BM

Edición Impresa

• MINISTRO PARTICIPA EN WASHINGTON DE LA CUMBRE DE PRIMAVERA DE AMBOS ORGANISMOS

Washington - El destino y la agenda financiera internacional se conjugaron para que sea Hernán Lorenzino el primer funcionario argentino que deba explicar, cara a cara ante gran parte de los principales responsables de la economía mundial, por qué se decidió nacionalizar YPF.

Desde hoy, el ministro de Economía participará como principal enviado del Gobierno de la cumbre de primavera (hemisferio norte) del Fondo Monetario y del Banco Mundial.

En las últimas horas, funcionarios de la Unión Europea se comunicaron con una vieja amiga del bloque, la hoy titular del Fondo y exministra de Economía de Francia, Christine Lagarde, por lo que se espera que esta misma mañana, en la primera conferencia de prensa del evento la directora gerente del FMI se refiera al asunto Repsol-YPF. Lorenzino tendrá su tiempo para contestar por la tarde, en su mensaje en nombre de la Argentina. Seguramente no será la única vez que hasta el domingo -cuando terminen las reuniones- se toque el tema de la nacionalización de la petrolera.

Desfile

Sucede que por los salones y pasillos de la sede del FMI circularán los ministros de Economía de casi todos los países socios (incluyendo España, México y otros Estados que se consideraron afectados), banqueros de todo el mundo y los clásicos e históricos funcionarios del Fondo que siempre encuentran motivo para dedicarle críticas a la Argentina.

El tema de la nacionalización de la petrolera se suma además a las habituales embestidas por la falta de transparencia en el país en la medición de la inflación y la negativa a aceptar una inspección de rutina de los hombres del FMI bajo las características del «artículo IV», una posibilidad hoy más lejana.

Cerca del ministro de Economía aseguran que el funcionario está preparado para contestar la embestida, e incluso contraatacar con críticas del Gobierno argentino al FMI y la forma en que está recomendando recetas para paliar los efectos de la crisis financiera internacional. Curiosamente, gran parte de esas críticas serán a las recetas que el Fondo envió a la España de Mariano Rajoy.

Lorenzino tendrá también otra misión en estos días: tomar contacto directo con los funcionarios del Banco Mundial destinados al CIADI, donde seguramente terminará discutiéndose la nacionalización de la petrolera, por decisión del Gobierno de Rajoy y el titular de Repsol, Antoni Brufau.

Igualmente, ni la nacionalización de la petrolera ni los otros temas pendientes con el FMI serán el centro de las discusiones que comenzarán esta mañana. Otra vez, la incertidumbre ante las expectativas de la economía mundial, el aumento de recursos adicionales que está solicitando el Fondo, y medidas de ajuste que están aplicando España, Grecia y Portugal, con resultados poco positivos, serán el centro del debate. Con mucha atención se espera para esta misma mañana la distribución del informe Perspectivas Económicas Globales y el Monitor Fiscal donde el FMI dará su visión sobre el futuro de la economía para los próximos meses.

Recursos

El FMI tiene 187 países miembros y todos se encuentran representados aquí. Recientemente la titular del organismo habló de la necesidad del FMI de obtener más recursos para ayudar a sus miembros, pero no dijo montos. Sin embargo, expertos hablan de entre u$s 300 y u$s 400 millones, que serían usados como préstamos ante la urgencia de alguna economía.

Un tema importante de estas reuniones de abril del FMI y el Banco Mundial es que se anunciará finalmente al nuevo titular del último organismo luego de la renuncia de Robert Zoellik.

Otro tema de discusión en el encuentro será la posibilidad de amentar el poder de decisión dentro del FMI a los países del grupo Brics (Brasil, Rusia, China, Sudáfrica y la India), todos Estados que reclaman más participación en el directorio de los dos organismos financieros por encima incluso de países como Italia, España, Canadá y Gran Bretaña.

Hoy hablará también el economista jefe del BM para América Latina y el Caribe, Augusto de la Torre, que se concentrará en las perspectivas económicas y el impacto de la volatilidad global en la región. Al mediodía se le hará un almuerzo de homenaje a Zoellick. Para la Argentina, no se trata de un funcionario más: en su momento, en 2005, fue el encargado de aceptar a la Argentina como miembro del G-20. Fue además el que redactó la carta orgánica de ese organismo, imponiendo que para expulsar a un miembro debe haber unanimidad.

* Enviado Especial a EE.UU

Dejá tu comentario