Defraudaron en Wall St. los cambios

Edición Impresa

La reacción de analistas y bancos de inversión en Wall Street tras los cambios de gabinete decididos por Cristina de Kirchner fue de decepción. «Cambios cosméticos», «giro de 360°» o «una oportunidad perdida» fueron algunas de las expresiones que dejaron trascender a través de informes y opiniones en algunos medios especializados, bancos de inversión y calificadoras de riesgo.

«Gabinete K recargado» es el título elegido por la columna de Merrill Lynch, que escribe Alejandro Cuadrado, economista para Latinoamérica. «Los nombramientos sugieren una continuidad de la política económica, con las nuevas figuras que dependen del ex presidente Néstor Kirchner». Agrega que los cambios implican, en realidad, pocas modificaciones a la política económica.

Guillermo Mondino y Sebastián Vargas, del banco inglés Barclays, explicaron que «los Kirchner ignoraron las demandas de cambio» y agregaron que «el hecho de que Guillermo Moreno continúe en su puesto refuerza la idea de que los cambios de gabinete son cosméticos».

Al mismo tiempo, los economistas advierten que la partida de Sergio Massa de la Jefatura de Gabinete podría implicar un tiempo de espera mayor para que se encuentre una solución para la deuda en default, «aunque también es cierto que su influencia política había dejado de ser relevante», concluyen.

Muy crudo resultó también el informe que ayer por la tarde divulgó la calificadora Standard & Poor's. El analista Sebastián Briozzo aseguró que «lo más probable es que la administración no introduzca modificaciones sustanciales a sus actuales políticas y a su política económica en particular». Y agregó que «a pesar de que los cambios en el gabinete siempre presentan oportunidades, aún está por verse si esto se traslada a un mayor grado de libertad en el manejo de la política económica», en obvia alusión a la fuerte injerencia que ejerce el ex presidente Néstor Kirchner en el área.

¿Qué pasará con la calificación de la deuda argentina? Actualmente es de «B-», un nivel de por sí muy bajo, que incorpora buena parte de las noticias negativas relacionadas con la realidad argentina. Sin embargo, el informe deja entreabierta la puerta para la rebaja de un escalón. «El deterioro de la performance fiscal y de la actividad, sumado a la falta de acceso a los mercados voluntarios de deuda les pondrá presión a los rating en el futuro si no se implementan las correcciones», señaló S&P.

Algunos traders también sacaron ayer a lucir su desazón por los nuevos nombres del gabinete. Es el caso de Edwin Gutiérrez, que ayer señaló a la agencia Bloomberg que «algunos fueron irracionales en esperar cambios más dramáticos, como la salida de Moreno. Esto más bien es mantener el statu quo».

Siobhan Morden, analista de RBS Securities, explicó por su parte que «los cambios son cosméticos y no muestran con claridad ninguna señal de cambio».

Dejá tu comentario