Día de la Independencia

Edición Impresa

En una corta rueda, previa al festejo del Día de la Independencia, que se festeja hoy, los principales índices de la Bolsa de Nueva York finalizaron con números negativos. Si bien los papeles más destacados fueron los energéticos merced al aumento de los precios del petróleo, ni esa particularidad pudo activar la rueda .

Así las cosas, el índice Dow Jones de Industriales finalizó en 24.174,82 bajando el 0,54%, el S&P500 se situó en los 2.713,22 puntos perdiendo el 0,49% y el Nasdaq Composite depreciándose el 0,86% llegó a los 7.502,67 puntos.

En tanto las principales Bolsas europeas se manejaron con sus índices en alza impulsados por "el acuerdo político preliminar alcanzado en Alemania sobre política migratoria". El ánimo de los inversores mejoró, puesto que evita la dimisión del ministro de Interior, y disipa los temores al riesgo de ruptura de la actual coalición de Gobierno. Londres subió el 0,54%, París 0,76%, Fráncfort 0,91% y Madrid 1,07%.

El apriete chino. China presiona a la Unión Europea para que emita un fuerte aviso conjunto contra las políticas comerciales del presidente Trump, en una cumbre que se llevará a cabo durante el mes en curso, pero afronta resistencia, según funcionarios europeos.

El bloque comercial más grande del mundo ha rechazado la idea de aliarse con Pekín en contra de Washington, dijeron cinco funcionarios y diplomáticos europeos, antes de la cumbre China-UE que se realizará en Pekín el 16 y 17 de julio.

En la reunión se elaboraría un sencillo comunicado que ratifica el compromiso de ambas partes con un sistema de comercio multilateral y promete el desarrollo de un grupo de trabajo para modernizar la OMC, que es lo que desea la UE.

Según funcionarios del país, China está dispuesta a decir por primera vez en la cumbre anual qué sectores pueden abrir a la inversión europea. Medios estatales chinos han difundido el mensaje de que la Unión Europea está del lado de China, dijeron funcionarios, poniendo al bloque en una situación delicada. Las últimas dos cumbres, en 2016 y 2017, terminaron sin comunicado debido a los desacuerdos sobre el Mar de China Meridional y el comercio. "China quiere que la Unión Europea se una a Pekín contra Washington, que tome partido", dijo un diplomático europeo.

Dejá tu comentario