Dicen en el campo...

Edición Impresa

... que, «si algo se puede complicar, ¡se complica!», según la inapelable Ley de Murphy, y los sucesos de los últimos días parecen demostrarlo. Conflictos gremiales (rurales y transporte), financieros (dólar y corte de créditos y planes canje), climáticos (frío, calor, exceso de agua y sequía), y empeoramiento de la situación internacional, constituyeron un cóctel no apto para cardíacos y que, en el caso del campo, fue profusamente comentado tanto en la 8º Reunión del Foro de la Cadena Agroindustrial en el Hotel Los Silos de la Ciudad de Santa Fe (donde convergieron el gobernador Hermes Binner y el expresidente uruguayo Tabaré Vázquez, entre otros); como en la reunión sobre China realizada en el Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI); en la sorpresiva conferencia de prensa que el titular de UATRE, Gerónimo Venegas realizó en el mismo gremio en la City porteña, o en el encuentro mensual que el economista Miguel Angel Broda, junto a Rosendo Fraga y Ricardo López Murphy tuvieron con empresarios, en el anfiteatro del CEMA. Así, mientras en la calle público y operadores seguían tratando de averiguar el alcance de las últimas medidas restrictivas para la compra de dólares, en cada uno de estos eventos se juntaba una asistencia infrecuente en los últimos meses.

... que, sin duda, la reunión del Foro fue la más convocante de todas, y la más concurrida de entre las últimas que se hicieron. Allí, si bien las disertaciones fueron importantes, lo más jugoso se jugaba en los pasillos, desde el «recato» del expresidente Tabaré Vázquez ante la prensa, hasta las especulaciones sobre cuánto le habían hecho liquidar a los aceiteros o los comentarios sobre la espectacular suba de las tasas que ya determinó el corte de buena parte del crédito comercial y de los planes canje. «En algunos lugares del interior ya comienza a sentirse la desaceleración», señalaba un productor cordobés, tal vez la provincia más afectada por el clima. También hubo algunas sorpresas, como cuando el titular de La Rural, Hugo Luis Biolcati afirmó: «Aplaudimos las metas del PEA» (el Plan Estratégico Agroalimentario, denostado por todas las entidades nacionales del campo) que algunos, a modo de chanza, atribuyeron a su convalecencia de una reciente operación. Hubo, además, mucho dato impactante, como los u$s 263.700 millones de facturación total de las 32 principales cadenas agroindustriales, o afirmaciones incómodas como la de Vasconcelos, de la Mediterránea, cuando aseveró: «Es difícil crecer en exportaciones con una inflación superior al 20%, como mide la provincia de Santa Fe». Y todos se miraron, tal vez pensando en el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, y su «caza de estimadores» que, seguramente no alcanzaría al equipo santafesino de Binner. El mismo dato de inflación, ampliado, parece que maneja el gremio de trabajadores rurales (UATRE) que acordó, junto con las entidades de los productores, un aumento de salarios desde septiembre, del 35,7%, pero que el Gobierno sólo le homologó por el 25% (hasta ahora), lo que generó algunos cortes de ruta y una conferencia de prensa para exigir el cumplimiento de los acuerdos entre las partes, y asumir el compromiso público, de que no se impedirá el tránsito. Hasta ahora, lo que corre es lo homologado, es decir un 25% aunque, dicen en el gremio, que se mantendrá la presión para lograr el otro 10% antes de fin de año.

... que, también se habló mucho del clima (el frío tardío viene «frenando» el desarrollo de los cultivos), y obviamente del dólar. Es que la suba de la divisa no sólo impacta en el aumento de los costos de producción (aún antes del aumento se dice que en los dos últimos años ya hubo un incremento de alrededor del 20%, en dólares, en agricultura), sino que, por ejemplo, el nuevo nivel ya representa una baja en el precio de la hacienda. Todos coincidían en que el verano «va a ser complejo» y no están muy claras todavía cuáles van a ser las coberturas. Tampoco se sabe cómo será la liberación del mercado de granos para la próxima campaña que vienen anunciando algunos funcionarios, ni siquiera para lo que sigue estoqueado sin poder venderse de la cosecha pasada (10/11) y que, con el debilitamiento relativo de las cotizaciones internacionales, sigue depreciándose en silos y chorizos (silo bolsas). Tal vez sobre estos asuntos charlaba animadamente un grupo muy ecléctico de dirigentes del transporte, empresarios y directivos de entidades durante el magnífico cóctel de recepción que ofreció la Bolsa de Santa Fe, con su titular, Eduardo González Kees a la cabeza. No era para menos, recién se había levantado el bloqueo camionero a los puertos del sur, que también amenazaba con extenderse al «up river», o sea, de Santa Fe para arriba y, aunque en el grupo primaba bastante el sentido común y el planteo de avanzar sobre el transporte multimodal (que es el más eficiente), se sabe que los temas de tarifas se van a ir recalentando a medida que avance la campaña.

Dejá tu comentario