DIFERENCIAS.

Edición Impresa

Los acampes y las protestas son moneda corriente en la Argentina. Encontrar calles cortadas por manifestantes, carpas en plazas o hasta en monumentos forma parte del paisaje de Buenos Aires. La diferencia con lo que ocurre en Estados Unidos es que en nuestro país la Justicia y la Policía parecieran tener una venda en los ojos: jamás intervienen y las protestas pueden durar meses, como el acampe en la 9 de Julio.

Dejá tu comentario