EE.UU. abrirá los archivos sobre la última dictadura

Edición Impresa

No hará falta que Mauricio Macri se lo pida al presidente norteamericano la semana próxima cuando visite la Argentina, porque ayer desde Washington se anunció que el Gobierno de Barack Obama desclasificará documentos confidenciales de agencias de inteligencia y militares relacionados con la posición de Estados Unidos durante el accionar de la última dictadura militar.

La medida es así anunciada antes del arribo de Obama a Buenos Aires, previsto la semana próxima, en coincidencia con los 40 años del golpe militar y fue confirmada ayer por Susan Rice, asesora en Seguridad Nacional de los Estados Unidos, en una conferencia de prensa.

"La visita del presidente a la Argentina cae en el aniversario del golpe militar de 1976,y para demostrar nuestro compromiso con los derechos humanos, el Presidente visitará el Parque de la Memoria, para honrar la memoria de las víctimas de la "guerra sucia" de la Argentina. Además de los más de 4 mil documentos que Estados Unidos ya liberó de ese período oscuro, el presidente Obama, por pedido del Gobierno argentino, anunciará un esfuerzo para desclasificar documentos adicionales, incluyendo, por primera vez, documentos militares y de inteligencia", dijo.

La desclasificación de los archivos secretos había sido reclamada por Estela de Carlotto cuando se entrevistó con Macri, al conocerse la realización de la visita del norteamericano, y el propio Presidente "posiblemente", de acuerdo con sus voceros, se lo pediría a Obama durante su estancia en la Argentina. Pero ayer el diario "The New York Times" hizo el pedido desde una nota editorial para que se desclasifiquen todos los documentos sobre el rol que tuvo Estados Unidos durante la última dictadura militar en la Argentina (1976-1983).

La nota, titulada "El papel de Estados Unidos en la guerra sucia en Argentina", sostuvo que "cuando el presidente Obama visite Argentina la próxima semana durante el 40 aniversario del golpe de Estado, debe comprometerse a que Washington revelará su papel en ese negro capítulo de la historia argentina".

El New York Times recordó que en 2002 el Departamento de Estado desclasificó 4.700 documentos de este período, que ayudaron en algunas causas judiciales, pero lamentó que muchos documentos continúen estando clasificados y consideró que la revelación ayudará a conocer mejor "un período vergonzoso de la política exterior estadounidense, durante el cual Washington toleraba y, en algunos casos, apoyaba las tácticas brutales de los gobiernos de extrema derecha de la región".

"Es hora de que el Gobierno estadounidense haga lo que todavía puede hacer para llevar a los culpables ante la Justicia y ofrecer a las familias de las víctimas algunas de las respuestas que buscan", señaló el editorial de "The New York Times".

A ese reclamo se sumó también que más de cien académicos e investigadores que trabajan en los Estados Unidos firmaron una carta abierta dirigida a Obama en la que dicen que esperan que el presidente de EE.UU. "pueda tener el honor de conocer a las Madres de Plaza de Mayo, Abuelas de Plaza de Mayo y otros representantes de asociaciones comprometidas en esa lucha, como H.I.J.O.S., y que acceda a la apertura de documentación en Estados Unidos hasta ahora clasificada que podría ayudar al esclarecimiento de responsabilidades y al conocimiento del destino final de muchas de las víctimas de la dictadura".

El secretario de Derechos Humanos del Gobierno argentino, Claudio Avruj, consideró ayer "correctísimo" el pedido de los organismos de derechos humanos a Obama y recordó que "fue un pedido expreso de Estela de Carlotto en nombre de los organismos de derechos humanos. Es correctísimo y se alinea con nuestra mirada de ser un Gobierno abierto, transparente y que trabaja con la verdad respetando la historia".

Obama, el mismo 24 próximo que coincide con el aniversario del golpe militar, participará de un homenaje a los desaparecidos que se realizará en el Parque de la Memoria, el mismo lugar que visitó el presidente francés François Hollande el mes pasado. Es un ámbito que en cuestión de Derechos Humanos le resulta más cómodo al macrismo, donde se encuentra el Monumento a las víctimas del terrorismo de Estado, que contiene treinta mil placas de pórfido patagónico de las cuales cerca de nueve mil están grabadas con el nombre de las víctimas, de acuerdo con los informes de la Conadep y causas posteriores. Por otra parte, el Gobierno realizará mañana una jornada en el Centro Cultural Haroldo Conti que funciona en la ex ESMA, sobre la avenida Del Libertador, relacionada con el aniversario del golpe militar. Las actividades comenzarán a las 14.30 y ofrecerán espectáculos musicales, exhibición de películas, muestras de arte y danza entre otras propuestas, que se desarrollarán hasta las 20 y a las 16 habrá visitas guiadas, de acuerdo con el programa de la Secretaría de Derechos Humanos.

Dejá tu comentario