EE.UU. detecta ciberataques masivos del Ejército chino

Edición Impresa

Pekín - La primera denuncia de ciberataque masivo entre grandes potencias salió a la luz ayer, cuando un informe entregado a la Casa Blanca identificó a una unidad especial del Ejército chino como controlante de centenares e incluso miles de hackers entre los más peligrosos del mundo que habrían actuado sobre múltiples objetivos estadou-nidenses. El dato surgió de la firma Mandiant, que asesora al Gobierno de EE.UU. en materia de seguridad informática, en momentos en que varias empresas norteamericanas, como Jeep, Facebook, Burguer King y Apple, dijeron haber sufrido ciberataques.

La agresión con virus afectó también a medios de comunicación y dependencias gubernamentales, que provino de piratas informáticos "basados principalmente en China, y el Gobierno chino está totalmente al tanto de sus actividades", afirmó el informe de 74 páginas entregado por Mandiant.

La investigación, que duró tres años, se concentró especialmente en una fuente de ataques denominada "APT1", acrónimo de "Advanced Persistent Threat", que habría robado enormes cantidades de información y podría haber atacado infraestructuras tan importantes como las de las actividades energéticas estadounidenses.

"Creemos que APT1 es totalmente capaz de armar una campaña de espionaje muy vasta en Internet porque recibe un apoyo directo del Gobierno" chino, indicó Mandiant.

APT1 sería, de hecho, una filial del Ejército de Liberación del Pueblo llamada Unit 61398, y las huellas de sus ciberataques han podido ser identificadas en un edificio de 12 pisos en las afueras de Shanghái, según el informe, que estima que cuenta con "centenares, e incluso miles, de empleados".

El Centro de Inteligencia Mandiant dijo haber hallado 3.000 indicadores digitales sobre la actividad del grupo, incluyendo nombres de dominio y direcciones IP vinculados con hackers.

En un marco de reacciones cautelosas tanto de Washington como de Pekín, el Gobierno chino desmintió enfáticamente la acusación. "No es ni profesional ni responsable hacer estas acusaciones sin fundamento, sin pruebas tangibles, y eso no contribuye a resolver los problemas", declaró el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores chino, Hong Lei.

"China se opone firmemente a la piratería", continuó el vocero. "Entre todos los ciberataques contra China, los más numerosos proceden de Estados Unidos", provocó.

Al respecto, mencionó el dato de 73.000 direcciones extranjeras de IP que fueron vinculadas con ataques en 14 millones de computadoras en China, con la mayoría de esos ataques originados en Estados Unidos, agregó Hong.

De su lado, el Gobierno de EE.UU. evitó comentar el informe. "No tengo comentarios sobre el informe ni las acusaciones específicas. Pero hemos planteado repetidamente nuestras preocupaciones sobre el robo cibernético con los altos niveles del Gobierno chino, incluido el Ejército, y lo seguiremos haciendo", dijo el vocero de Barack Obama, Jay Carney.

El Departamento de Estado (Cancillería de EE.UU.) estableció un diálogo sobre ciberseguridad con el Ministerio de Exteriores chino, señaló la portavoz de la diplomacia estadounidense, Victoria Nuland. "Los últimos informes públicos dejan claro que tendremos que seguir trabajando en esto, porque es una seria preocupación", afirmó.

Obama firmó la semana pasada un decreto que exige a las agencias federales que compartan informes desclasificados sobre ciberataques con compañías estadounidenses y proveedores de internet, a la vez que, según The New York Times, el Gobierno comenzará una "defensa más agresiva" contra los piratas.

Entre los últimos reportes de ataques, Apple dijo haber sufrido ataques que infectaron las computadoras Macintosh. El virus ingresó cuando empleados visitaron un sitio para desarrolladores de software que había sido infectado. El mismo programa, que infectó computadoras Mac explotando una falla en una versión del programa Java de Oracle Corp., fue utilizado para atacar Facebook.

Además, la marca de automóviles Jeep sufrió ayer un ataque en su cuenta de Twitter. Activistas que dijeron ser miembros del grupo Anonymous se apoderaron de la cuenta y colocaron una fotografía del Cadillac ATS (automóvil del año en EE.UU., de General Motors), además de colocar mensajes obscenos y burlarse en el perfil de la marca de Chrysler. Un día antes, la cuenta de Twitter de Burger King había sido reemplazada con el logotipo de McDonald's. Desde que fue "hackeada", la cuenta de Burger King pasó de tener 83.000 seguidores a más de 113.000.

Agencias AFP, Reuters, DPA y EFE

Dejá tu comentario