Efecto gas: en junio cayó un 0,4% producción industrial

Edición Impresa

Los cortes de gas comenzaron a impactar en el nivel de actividad del sector manufacturero, que en junio mostró una caída del 0,4 por ciento frente al mes anterior. Pese a ello, la producción industrial medida por el Estimador Mensual que elabora el INDEC registró un crecimiento interanual del 10,1 por ciento en términos desestacionalizados. De esta manera, «la actividad industrial del primer semestre del año con respecto al mismo período de 2009 presenta incrementos del 9,6 por ciento en términos desestacionalizados y del 9,5 por ciento con estacionalidad», según informó ayer el INDEC. Desde el punto de vista sectorial, el crecimiento de junio estuvo impulsado por Automotores (47,1 por ciento), Acero crudo (36,5 por ciento) e Hilados de algodón (28 por ciento), según el estimador oficial.

El impacto de los cortes de gas a las industrias en junio se evidencia más claramente al evaluar el indicador EMI con estacionalidad, que experimenta una caída del 4,9 por ciento mensual y un crecimiento del 9,8 por ciento interanual. Cabe recordar que la ola de frío polar a mediados de junio elevó el aumento de la demanda de gas natural por parte de los usuarios residenciales a niveles récord, y eso llevó al Gobierno a cerrar las válvulas a las industrias. Para garantizar el gas natural a los hogares, el Gobierno autorizó a las empresas distribuidoras a disminuir al mínimo o directamente cortar el suministro a las fábricas que poseen contratos interrumpibles. Por ello, más de 350 grandes industrias ubicadas principalmente en las provincias de Buenos Aires y Santa Fe tuvieron que producir en escala reducida o simplemente paralizar su actividad.

La tendencia podría repetirse en julio, dado la ola de frío polar que afectó al país durante gran parte de este mes con temperaturas que se ubicaron bajo cero durante numerosas jornadas, con sorprendentes nevadas en ciudades como Salta.

En ese contexto, el 56,9 por ciento de las empresas consultadas por el INDEC pronosticó un ritmo estable en la demanda interna para el tercer trimestre de 2010 con relación con igual período de 2009, el 30,5 por ciento prevé una suba y el 12,6 por ciento vislumbra una disminución. A su vez, el 55,8 por ciento de las empresas consultadas prevé un ritmo estable en sus exportaciones totales durante el tercer trimestre con respecto a igual período del año anterior, mientras que el 26,3 por ciento prevé una suba en sus ventas al exterior y el 17,9 por ciento opina que disminuirán. La encuesta señaló que el 64,5 por ciento de las firmas anticipa un ritmo estable en sus importaciones totales de insumos para el tercer trimestre, el 20,4 por ciento prevé una suba y el 15,1 por ciento pronostica una baja.

Los analistas explicaron el retroceso de junio respecto de mayo por la decisión del Gobierno de disminuir o cortar el suministro de gas a las fábricas que tienen contratos interrumpibles, para garantizar la provisión del fluido a los hogares en el invierno austral. Más de 350 grandes industrias ubicadas principalmente en las provincias de Buenos Aires y Santa Fe tuvieron que producir en escala reducida o simplemente paralizar su actividad.

Dejá tu comentario