El candidato de Trump a la Corte está cada vez más complicado

Edición Impresa

Christine Blasey Ford dio más detalles de su denuncia. El juez Brett Kavanaugh dijo que la versión es “totalmente falsa”.

Washington - El candidato de Donald Trump a la Corte Suprema, Brett Kavanaugh, enfrenta un panorama de alto riesgo después de que la mujer que lo acusó de haberla intentado violar hace 36 años dijera que está dispuesta a testificar ante el Congreso para obstaculizar su confirmación en el cargo.

Christine Blasey Ford, una profesora universitaria de Psicología de 51 años, afirmó haber sido atacada por Kavanaugh y uno de sus amigos en una fiesta en los suburbios de Washington a principios de la década de 1980.

La mujer hizo saber por medio de su abogado que está dispuesta a testificar ante el Comité Judicial del Senado sobre sus acusaciones.

Kavanaugh, cuya confirmación esta semana parecía asegurada antes de estallar el escándalo, negó los dichos de la mujer y dijo estar listo para "refutar" esas afirmaciones y defender su honor.

"Esta es una acusación completamente falsa. Nunca hice algo ni siquiera parecido a lo que se describe, ni a ella ni a nadie", dijo Kavanaugh en un comunicado emitido por la Casa Blanca.

"Debido a que esto nunca sucedió, no tenía idea de quién estaba haciendo esta acusación hasta que se identificó el domingo", agregó Kavanaugh, quien sostuvo que está dispuesto a hablar en el Senado de la manera que el cuerpo considere apropiada "para refutar esta acusación falsa, de hace 36 años, y defender mi integridad".

En tanto, en medidas declaraciones en la Casa Blanca en las que no ofreció su punto de vista sobre la acusación, Trump dijo que el proceso de confirmación sigue adelante.

"Si se tarda un poco, tardará un poco más", sostuvo Trump, quien descartó como "ridícula" la pregunta de un periodista sobre si Kavanaugh había ofrecido retirar su nombre de la consideración. "Creo que está muy bien encaminado", agregó el mandatario.

Pero el presidente, que esta vez evitó tuitear sobre el tema, también ha enfrentado acusaciones de mujeres. Además, su principal asesora y una de las personas más cercanas a Trump en la Casa Blanca, Kellyanne Conway, dijo que Ford debería ser escuchada.

"Esta mujer no debe ser insultada y no debe ser ignorada", dijo Conway a la cadena Fox News.

"Déjenme dejar esto muy claro: yo hablé con el presidente. Hablé con el senador (Lindsey) Graham y con otros, esta mujer debería ser escuchada", dijo la asesora, que también describió a Kavanaugh como un hombre "íntegro".

La acusación que pesa sobre este juez conservador de 53 años es crítica en un contexto social de extrema sensibilidad con el tema de la violencia sexual contra mujeres desde el estallido del movimiento #Metoo, que en un año ha hecho caer a decenas de hombres poderosos.

Los demócratas quieren aprovechar el caso para bloquear el nombramiento de este juez, al que cuestionan su conservadurismo.

La llegada de Kavanaugh a la Corte Suprema colocaría a los jueces progresistas o moderados en minoría durante un período de muchos años en el tribunal, una jurisdicción que dirime cuestiones fundamentales de la sociedad estadounidense, como el derecho al aborto, a portar armas de fuego y los derechos de las minorías.

Está previsto que la comisión del Senado vote este jueves la confirmación de Kavanaugh, antes de la votación final del pleno, que podría producirse hacia fin de mes.

Los republicanos, que cuentan con una estrecha mayoría (51 contra 49 votos) en el Senado, tienen la última palabra sobre los candidatos designados por el presidente.

En tanto, en una entrevista, Christine Blasey Ford narró en detalle a The Washington Post la noche en la que afirma haber sido víctima de una agresión sexual.

Kavanaugh, junto a un amigo, estaban "completamente borrachos" cuando la acorralaron en una habitación e intentaron mantenerla a la fuerza en una cama para tocarla e intentar desvestirla. La mujer pudo librarse y huir, y esta semana, después de 36 años de silencio, decidió hablar.

El viernes, Hill, que sufrió los embates contra su reputación en la audiencia ante el congreso y en los medios conservadores, dijo que esperaba que un proceso más "justo" para Christine Blasey Ford.

Agencias AFP y Reuters

Dejá tu comentario