El dólar “blue” subió a $ 8,75 y la brecha se amplió al 72%

Edición Impresa

Es un argumento muy chico adjudicar a la suba de cinco puntos del impuesto a los viajeros, el abrumador aumento del "blue". Desde aquel anuncio la divisa subió el 8,29%. El lunes cotizó a $ 8,08 y ayer cerró a $ 8,75. Los 48 centavos (+5,88%) que anotó ayer, se explican por la fuerte demanda de medianos y altos inversores. Hasta las empresas estuvieron comprando. El problema es que el martes, las reservas del Banco Central cayeron u$s 135 millones a u$s 41.100 millones a pesar de la suba del oro y de que la mesa de dinero de la entidad compró casi u$s 10 millones. Este nivel de reservas es una vulnerabilidad del sistema. Están en el nivel más bajo de los últimos seis años. La salida de Vale Rio Doce también influyó en el comportamiento de los inversores que están transformando los pesos en dólares porque no tienen confianza en el futuro.

Los más arriesgados han visto el negocio por otro lado. Los bonos medianos en dólares tienen rentas de más del 15% y pagan capital e intereses en billetes norteamericanos. Por eso el Boden 2015 que vence dentro de dos años y siete meses, subió casi un 2% y el Bonar X que vence en 2017, lo acompañó con un alza del 1,58%. Los Discount y los Par en dólares, bonos que nacieron con el canje de la deuda, tuvieron subas superiores al 2%. La relación de precios y renta es ventajosa; en la jerga se dice que están "desarbitrados". Pero lo más destacado de los activos en dólares pasó por el Cupón PBI que tiene un precio de liquidación. El derivado tuvo un alza del 5,57% y fue la sorpresa de la rueda, porque fue el único que igualó el avance del dólar. En lo que va de la semana este cupón subió poco más del 10%.

El alza de los títulos y cupones en dólares que tienen legislación Nueva York hizo que el riesgo-país que mide JP Morgan ceda un 0,75% a 1.196 puntos básicos La contracara de lo que sucedió con el "blue" fue en la plaza mayorista. Los negocios tuvieron una notable caída del 40% a u$s 96 millones porque hubo una ausencia casi total de exportadores desconcertados por lo que sucedía en la plaza marginal. El dólar mayorista abrió a $ 5,10. Estaba muy firme con pocas operaciones. La mesa de dinero del Banco Central decidió bajar el precio y salió a vender dólares. Con las primeras ventas logró que cediera a $ 5,097 y con colocaciones sobre el final permitió que cerrara a $ 5,096. El saldo de esta incursión fue negativo en u$s 30 millones.

En las casas de cambio, el dólar siguió a $ 5,105 y el de los viajeros se ubicó en $ 6,125. La venta de dólares más el retiro de depósitos en divisas de los bancos hizo que las reservas bajen u$s 97 millones a u$s 41.003 millones. Esta situación no es la esperada porque para esta época se esperaba un crecimiento debido a las exportaciones del sector agropecuario. En dos días se perdieron u$s 242 millones.

Hoy va a ser un día complicado porque el mercado marginal está en un elevado nivel de irracionalidad. Se vive una sensación de estampida donde se pierde relación de los precios. El Gobierno parece decidido a no intervenir y a ignorar los efectos de un dólar marginal tan elevado. La decisión es riesgosa porque este dólar impacta directamente en el consumo.

Dejá tu comentario