9 de marzo 2009 - 00:00

El dólar sube y atrae más a los ahorristas (plazo fijo no compite)

El dólar sube y atrae más a los ahorristas (plazo fijo no compite)
El dólar seguirá siendo esta semana lo más buscado por ahorristas y empresarios porque a su función de cobertura, le agregó la de ser una de las mejores inversiones del año porque está subiendo casi todos los días. El porcentaje de suba del dólar triplica a las tasas de interés.
No hay activo que iguale al dólar en este momento. Los bonos que podían quitarle presión compradora están totalmente descartados de los menús de inversiones por el fraude del INDEC. El viernes soportaron caídas superiores al 6%. La gente los vende para pasarse a dólares.
Los títulos argentinos en divisas soportan esa desconfianza, pero en menor medida, por la suba del dólar contra el peso. El Boden 2012 bajó un 0,86%, pero el Boden 2015 perdió casi un 3%.
El Banco Central ha acudido a un cambio de sistema para mostrar que no es el único vendedor. Como no quiere estar en soledad en el «offer» de los monitores que operan en el Forex-MAE, le pide al Banco Nación que coloque allí las divisas que tiene para vender. Antes esos dólares, que provienen de órdenes de venta de los clientes, se los vendía directamente al Banco Central.
El viernes, además de los dólares del Nación, en el mercado estaban los u$s 50 millones del Central. Con esa potencia vendedora consiguieron que la divisa mayorista cierre a $ 3,6310 y en las casas de cambio se mantenga a $ 3,65.
Los volúmenes negociados fueron muy escasos. El Forex-MAE, el principal mercado mayorista, movió u$s 165 millones. El MEC, la plaza de los corredores de cambio, movió apenas u$s 148 millones. En el mercado marginal, los «arbolitos» ofrecían el dólar a $ 3,75 y están moviendo más divisas de lo habitual.
Desconfianza
Preocupa que el Gobierno no colabore con el Banco Central. Las medidas que ha tomado han generado tanta desconfianza que ha hecho que la gente mire el dólar. La estatización de los fondos de las AFJP fue el último gran golpe a la confianza.
Si al menos se sincerara el INDEC, reaccionarían los títulos públicos y parte del dinero que hoy busca dólares iría hacia los bonos en pesos. El viernes,
los títulos perdieron más del 6%.
El Banco Central, a todo esto, intenta subir las tasas, una medida que al Gobierno no le agrada, porque los plazos fijos están estancados y hay que hacer algo para estimularlos.
La fuga de capitales se proyecta a más de u$s 20 mil millones anuales. Las reservas del Banco Central están en u$s 46.959 millones, pero hay que cuidarlas porque las exportaciones están en franco retroceso.

Dejá tu comentario