El Dow entró en el terreno ganador

Edición Impresa

Como vienen las cosas, parece que por quinto año consecutivo caerá la venta de motocicletas en los EE.UU. y nadie espera que mejore sustancialmente a mediano plazo. El parangón del sector, Harley Davidson, acaba de anunciar que sus ventas del primer semestre se redujeron en más del 15% respecto del mismo período del año pasado. Sin embargo, las ganancias del último trimestre triplican las de 2009. Harley es un claro ejemplo de lo que venimos hablando últimamente, que la mejora de las ganancias en las empresas tiene más que ver con cuestiones de eficiencia que con lo que sucede con la economía. Por caso durante 2009 se deshizo de 2.000 trabajadores. Lo interesante es que no sólo la compañía se está volviendo más eficiente, sino que en lugar de repartir o invertir las ganancias las está acumulando en una pila de efectivo sin precedentes para enfrentar lo que le depare el futuro. Pero Harley no es la única: General Electric, el JP Morgan, Ford, Hasbro y cientos de firmas están en la misma línea: una caída o un incremento leve de las ventas, mejora en las ganancias, acumulación de efectivo. No por nada el último trimestre las ventas de los integrantes del S&P 500 que presentaron balance crecieron menos del 7%, mientras sus ganancias lo hicieron en más del 42%. Lo bueno es que hoy las empresas norteamericanas son más eficientes que en décadas; lo malo es que este esquema no puede seguir por siempre. Mientras tanto, no es mucho más lo que pretenden los inversores, y esto basta para impulsar el precio de las acciones. Así, de la mano de las mejores previsiones de FedEx y UPS, a lo que se sumó el anuncio de que la venta de viviendas durante junio no fue tan malo, el Dow trepó un 0.99% cerrando en 10.525,43 puntos.

Dejá tu comentario