4 de septiembre 2017 - 00:00

El ensayo enfureció a Trump, que amenazó con un “ataque masivo”

Washington prepara un paquete nuevo de sanciones que castigaría a los socios que lleven adelante negocios con Pyongyang.

OPCIONES. Con la vía diplomática descartada, EE.UU. sopesa dos opciones: el ahogo financiero o una respuesta militar. Así lo dejaron en claro el Secretario de Defensa James Mattis y Joe Dunford, jefe del estado mayor conjunto.
OPCIONES. Con la vía diplomática descartada, EE.UU. sopesa dos opciones: el ahogo financiero o una respuesta militar. Así lo dejaron en claro el Secretario de Defensa James Mattis y Joe Dunford, jefe del estado mayor conjunto.
Washington - Donald Trump alertó ayer que evalúa suspender el comercio con cualquier país que haga negocios con Corea del Norte, en un claro mensaje a China, e insinuó que no descarta un ataque militar "masivo" en caso que alguno de los intereses estadounidenses o de aliados se vean perjudicados.

El presidente de EE.UU. fue ambiguo al referirse a un posible ataque preventivo estadounidense y cuando un grupo de periodistas le preguntó si esto era una opción que analiza, simplemente respondió: "Ya veremos", informó.

El mandatario hizo esta declaración al salir de una iglesia en Washington y antes de dirigirse a la Casa Blanca, donde, contó, lo esperaban su jefe de gabinete y militar retirado, John Kelly; su secretario de Defensa y también oficial retirado, James Mattis, y otros jefes castrenses "para discutir sobre Corea del Norte".

Más tarde, el secretario de Comercio Steve Mnuchin, confirmó la posibilidad adelantada por el mandatario e informó a la prensa que prepara un nuevo paquete de sanciones que incluirían a "cualquiera que quiera comerciar o hacer negocios con ellos", en referencia a Corea del Norte. Mnuchin añadió que, según estas nuevas sanciones, Washington impedirá el comercio con Pyongyang o prohibirá que sus socios hagan negocios con EE.UU..

La primera reacción que tuvo el mandatario ayer por la mañana, fue la de calificar la nueva prueba nuclear norcoreana como "muy hostil y peligrosa para EE.UU.". Después, aprovechó para criticar la posición más dialoguista de Corea del Sur y China.

"Corea del Norte es un país que está fuera de la ley y se ha convertido en una gran amenaza y vergüenza para China, que está intentando ayudar pero con muy poco éxito. Corea del Sur está descubriendo, como les dije, que su discurso de distensión con Corea del Norte no funcionará, ¡sólo entiende una cosa!", escribió el mandatario en dos tuits.

Al respecto, Mattis afirmó que "tenemos numerosas opciones militares". "Tenemos la capacidad de defendernos y de defender a nuestros aliados Corea del Sur y Japón", declaró durante una breve alocución desde la Casa Blanca posterior al encuentro con el mandatario. Mattis precisó que Estados Unidos no buscaba de ninguna manera "la destrucción total" de Corea del Norte.

"Cualquier amenaza contra Estados Unidos o sus territorios, incluida Guam, o sus aliados, será objeto de una masiva respuesta militar", advirtió por su parte el general Joe Dunford, jefe del estado mayor conjunto de Estados Unidos, quien se hallaba de pie junto a Mattis.

Esta no es la primera vez que Trump desliza la posibilidad de un ataque militar contra Corea del Norte. En agosto, amenazó con responder con "fuego y furia" a Pyongyang como represalia al plan que habían revelado un grupo de militares norcoreanos para lanzar un ataque preventivo contra la isla estadounidense de Guam.

Agencias EFE, AFP, ANSA y

Ámbito Financiero

Dejá tu comentario