El gráfico que habla

Edición Impresa

Los ADR argentinos se vieron fuertemente golpeados en Wall Street en lo que va del 2018. Las firmas sintieron el impacto de la turbulencia cambiaria registrada en el país entre fines de abril y junio, pero también reflejaron las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China y las complicaciones que está teniendo el Gobierno para controlar la macroeconomía local, entre otras cuestiones. Ya sin drivers para fomentar el crecimiento, el Gobierno deberá apostar por la baja del riesgo país para generar confianza.

Dejá tu comentario