17 de enero 2011 - 00:00

El gran tenis, en marcha

Luego de perder la final en Auckland ante el español David Ferrer, Nalbandian buscará desquitarse con un buen comienzo en Australia.
Luego de perder la final en Auckland ante el español David Ferrer, Nalbandian buscará desquitarse con un buen comienzo en Australia.
Se terminó la espera para los amantes del tenis. Si bien la temporada se abrió hace dos semanas, anoche se ponía en marcha el primer gran evento del deporte blanco: el Abierto de Australia, el primer Grand Slam del año. El primero en salir a la cancha era Juan Mónaco, 26° preclasificado, que se medía con el francés Julien Benneteau en el court 6. En simultáneo, en el 19, Carlos Berlocq, que volvía a participar del certamen oceánico luego de dos años, hacía su presentación ante el holandés Robin Haase. Cerca de la madrugada argentina, Brian Dabul se topaba con el francés Nicolás Mahut, quien entró en la historia del tenis tras protagonizar el partido más largo de la historia frente al estadounidense John Isner.

De todos modos, el debut más «chivo» le tocó a Gisela Dulko, que en el Rod Laver Arena chocaba ante la N° 1 del mundo, la danesa Caroline Wozniacki.

Esta noche será el turno del resto de la legión albiceleste. David Nalbandian, 27° favorito y finalista este fin de semana en Auckland, dará un primer paso espinoso ante el ídolo local, Lleyton Hewitt. Juan Martín del Potro buscará pisar fuerte ante el israelí Dudi Sela. Juan Ignacio Chela no la tendrá fácil ante el francés Michael Llodra (22°), un dolor de cabeza en las semifinales de Copa Davis de 2010. De entrada nomás ya habrá un duelo ciento por ciento albiceleste entre Eduardo Schwank y Leonardo Mayer.

Varias de las figuras que jugarán desde hoy en el Abierto de Australia participaron en una exhibición a beneficio de los damnificados por las inundaciones que devastaron la región norte del país y causaron 18 muertes, entre ellas los locales Lleyton Hewitt, Patrick Rafter, Samantha Stosur, el español Rafael Nadal, el suizo Roger Federer y la belga Kim Clijsters.

Dejá tu comentario